Análisis

Victor Entrialgo De Castro: «El momento de las Coaliciones»

Victor Entrialgo De Castro: "El momento de las Coaliciones"

Los ataques a nuestra soberanía y a nuestros derechos, plantean la necesidad, siempre dificultosa para España, de apostar por un gobierno de Coalición en el que nos sintamos representados la mayoria de los españoles al menos mientras duren las asechanzas de sus enemigos y sus colaboradores necesarios, quienes incluso desde el Gobierno, están dispuestos a renunciar a lo que sea con tal de aferrarse al poder.

Un ilustre y admirado maestro constitucionalista fallecido muy joven no hace mucho y a cuyas clases tuve la suerte de asistir, Joaquin Varela Suances-Carpegna sigue explicando en su legado la dificultad en el sistema político español de los gobiernos de coalición, y al tiempo su conveniencia cuando concurren determinadas circunstancias políticas, esos gobiernos de coalición a los que los alemanes, por ejemplo, están tan acostumbrados.

En rigor, explica el maestro, el primer Gobierno de coalición en España fue el de Espartero y O’Donell, el que formó el general progresista Espartero en 1854. El Duque de la Victoria nombró ministro de la Guerra al general Leopoldo O’Donnell, su rival político y máximo dirigente de la Unión Liberal,a junto a algunos ministros moderados y a otros progresistas,

Una formación que comenzó siendo una mera coalición electoral y luego una alianza parlamentaria, en la que se integraron los progresistas más templados y los moderados más contemporizadores, para convertirse, una vez concluido el Bienio Progresista (1854-1856), en un nuevo partido político centrista, que ocuparía el poder desde 1858 a 1863.

Si los Gobiernos de coalición fueron hasta entonces la excepción, durante la II República, con un sistema de partidos muy atomizado, -y ya sabemos a lo que llevó aquella atomización-, fueron casi la norma. El Gobierno de mayor amplitud política de la historia de España se formó el 14 de abril de 1931, según lo acordado en el «Pacto de San Sebastián» del año anterior. Presidido por Alcalá Zamora, otros cinco firmantes del Pacto: Lerroux, Azaña, Albornoz, Gabriel Maura y Casares Quiroga, dirigentes de la derecha y la izquierda republicanas, ocuparon diversos Ministerios.

Hoy, okupado el Gobierno por un grupo no elegido a tal efecto por los españoles con el apoyo de grupúsculos separatistas u oportunistas que para alcanzar el poder precisan atacar el Estado y dividir a la Nación, se hace precisa a mi juicio aquella coalición como la de Espartero y O’ Donnell, primero electoral y luego alianza parlamentaria, en esta ocasión de los partidos de centro-derecha en aras del interés general de los españoles.

Coalición de los representantes del pueblo soberano frente a los que se han hecho fuertes en su autonomía para chantajear al Estado con la amenaza de separarse y la finalidad última de obtener el control de la economia blindándose con el velo de la la identidad, la xenofobia, y un golpe de estado continuo e ininterrumpido que agota nuestros recursos y frustra nuestros proyectos y nuestras auténticas necesidades.

Sufriendo como esta siendo atacada nuestra soberanía por los enemigos del Estado que tratan de sacar partido de su debilidad uno no puede sino preguntarse todos los dias la gran cuestión fundamental: a qué esperan los españoles hastiados por los golpistas y engañados por sus colaboradores necesarios en el gobierno, a salir a la calle en coalición a pedir las elecciones prometidas que le están siendo hurtadas por el okupa de la Moncloa

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído