Análisis

Gaspar Albertos: «¿Quién falta a la verdad?»

Gaspar Albertos: "¿Quién falta a la verdad?"
Pedro Quevedo (Nueva Canarias). PD

Mucho se está hablando estos días acerca de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2019, desde el borrador suscrito de manera inesperada por el Gobierno y Podemos (¡con los membretes de ambas instituciones!) hasta la propuesta española ya en firme presentada en Bruselas para su plácet.

Está claro que desde la moción de censura que propició la llegada a la Moncloa de Pedro Sánchez, con 180 votos a favor de la citada moción, los 84 diputados del PSOE tienen que ir mendigando una y otra vez ¡¡¡los 96 votos restantes!!! de unos y otros para sacar adelante cualquier iniciativa parlamentaria, hasta ahora con resultados diversos.

Pero llegados a ese punto, la más crucial de las votaciones que se presentan por delante es la de la aprobación de los PGE para el año 2019, y acerca de los acuerdos o no, para ello, se están produciendo una serie de declaración de intenciones que a día de hoy dejan muchas dudas acerca de quién miente con respecto a lo que declara y posteriormente asumirá.

Por parte del Partido Popular y de Ciudadanos (se comparta o no lo que declaran), vienen anunciando que consideran los PGE-2019 como ilegales, y en todo caso nefastos para la economía española de los próximos años toda vez que contienen partidas de gasto que se convertirán en estructurales al margen de la evolución de la economía. Por tanto, digo, dicen lo que dicen sin careta y sin ambages.

Pero vamos al otro lado del hemiciclo, a lo que declaran cada una de las fuerzas políticas que conforman los 180 diputados que propiciaron la moción de censura. Y de menor a mayor.

El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, no dice nada. Pero yo si aprovecho aquí para denunciar su patética actuación como presidente de la comisión en el Congreso acerca de las comparecencias por comisiones de organización. Dame pan y dime tonto.

A continuación figuran los dos diputados de Bildu que no engañan. Ellos votan todo aquello que suponga desgastar a España desde una perspectiva de izquierda. Otros que se refugian en el «dame pan y dime tonto» que para «quemarse» ya están los independentistas catalanes.

Después vienen sus primos los del PNV. Cinco diputados cruciales en la actual matemática parlamentaria… pues lo tienen claro. Que le respeten las dádivas que obtuvieron en los actuales presupuestos del PP y besamos por donde nos digas.

A partir de aquí, las incógnitas acerca de quién va a faltar a la verdad son más difíciles de averiguar.
Los ocho diputados del PdCat (o lo que sea) saben que hasta con su abstención los PGE-2019 pueden salir adelante por lo que no me extraña que sea esta su postura (por supuesto instruida desde Waterloo) y dejen toda la carga de la prueba en la Ezquerra Republicana de Cataluña del preso Oriol Junqueras.

Ahora vamos con esta última formación, ERC, cuyo líder va a ser visitado esta tarde en la cárcel de Lledoners por el presidente «in pectore» Pablo Iglesias. Desde ERC se insiste en vincular la negociación a los presos soberanistas, en boca de Tardá, pidiendo al Gobierno que inste a la Fiscalía a retirar las acusaciones contra los líderes independentistas. En la votación sobre los PGE-2019 se resolverá la duda.

Pablo Iglesias, desde Podemos, no oculta su archipreparada visita a la cárcel para entrevistarse con Oriol Junqueras y explicarle las dádivas que para él supondrían la aprobación de los presupuestos para mantener en el poder a Pedro Sánchez y a cambio instar subrepticiamente a la Fiscalia a retirar cargos, o en su momento y en su defecto, con condena firme y el actual Gobierno aún en el poder, aplicar indultos.

A todo esto, Pedro Sánchez agradeció ayer al líder de Podemos su apoyo a los PGE-2019 pero recordó que la negociación con el resto de los partidos para la aprobación de esas cuentas es competencia del ejecutivo.
¿Entonces a que santo se firmó aquel borrador citado al principio con los membretes del Gobierno y… de Podemos? ¿Entonces a que santo significados líderes del Psoe ponen en solfa la visita de Iglesias a Junqueras teniéndola como encargo de su jefe? ¿Por qué la «declaración solemne» de instar a la Fiscalía que pide Tardá no la hace Pedro Sánchez en sentido contrario.

Contando con que nunca se sabrá la verdad acerca de lo que aquella noche antes de presentar los presupuestos hablaron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y de que tampoco vamos a saber la verdad acerca de lo que esta tarde hable este con Oriol Junqueras, al final, alguien va a faltar a la verdad.
Ustedes dirán.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído