Análisis

Santiago Lopez Castillo: «»Makoke, nokoke, y Matamoros»

Santiago Lopez Castillo: ""Makoke, nokoke, y Matamoros"
Kiko y Makoke Telecinco

No acierto a entender que unos cuchipandas como Matamoros y Makoke gasten cientos de horas de programación sobre sus actos en la vida, en el pensamiento palabra y obra por los siglos de los siglos. Son faraones de cartón piedra que hieden por arriba y por abajo, a pelo y a pluma, nos dan charlas de polvo y paja, y nos recuerdan los artículos de la fe, que no son catorce sino tropecientos mil.

– ¿Y quién fue ella? ¿Y cómo es él?
-¿A qué dedican el tiempo libre?
– A la jodienda, también conocida por folgar en infinitivo, pero según este par de sodomitas circenses, el más difícil todavía, hacen del cierre definitivo de esas televisiones que se emiten en Cascaes, menéasela usted mismo.

Llegué a este territorio de la sierra madrileña, como un xiu, y me dijeron que por aquí había vivido un tal Matamoros, cabeza sarracena del norte de Madrid. También Jesús Hermida, la caricatura de sí mismo. Mi exclamación fue inmediata: «¡Yo me voy de aquí»!

Sin embargo, aun estoy aquí relatando unos pasajes debido a mi enfermedad retrocedida y no tengo mayor entretenimiento que este par de lagartos que son dos ejemplares de la sirvengonzonería. Sus exposiciones son de lo más reveladoras. Que si se han hecho un pollo/a al ajillo; por delante o por detrás; pollo al chilindrón. Una de las recetas más suculentas de la gastronomía nacional.
¿Y ahora, a quién le dedican su polvo…?

Se miran hasta las pajas de sus ojos. Y democratizan el acto sexual, incluida la flauta o felación, así que pasen mil años. No es de extrañar que nuestros jovencitos dejen los estudios y exhorten a los colegas a la narrativa del canalillo y a hacer pases de chaperos por la Castellana dirigidos por ese Argenta llamado Jorge Javier Vázquez. Que dicen que tiene un bujero como el túnel del Guadarrama.
Es la oferta del día. La tienen al Día.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído