Raloch

Morro

Morro
Corrupción, chantaje, soborno, derroche y dinero público. EP

Efectivamente, morro es lo que tienen muchos, seguramente demasiados, en nuestro país. Hacen gala de él sin ningún pudor, recato, etc., posiblemente porque no saben lo que significan esas palabras, o porque se creen que están por encima del bien y del mal.

La mayor parte de las actuaciones relacionadas con las elecciones andaluzas han sido una muestra de desfachatez absoluta.

Un partido que llevaba casi cuatro décadas en el poder, y que al parece lo consideraba como propiedad particular, se puso algo nervioso al comprobar que las encuestas le auguraban un cierto descenso. Vistos los resultados, el nerviosismo se convirtió en una pataleta, como la que cogen los niños a los que les quitan algo que consideran suyo, y lo primero que hizo fue poner de vuelta y media, por todos los lados, a los partidos que siendo compatibles por una cierta afinidad en varias cuestiones, auguraban una alianza que lo echaría del poder.

No se molestaron en hacer autocrítica, concepto este que está en sus orígenes, sino que inmediatamente comenzaron a calentar los ánimos contra los vencedores, pregonando lo que supuestamente estos iban y no iban a hacer. Sin embargo ellos se han ido sin aclararnos, cuál fue el verdadero final de ese dinero de los Cursos de Formación y de los ERE, que al parecer se gastaron en puticlubs.

Como no creemos que fuese en divertirse con las chicas, suponemos que su destino fue muy honesto, seguramente lo emplearon en formar o dar otro empleo a las mujeres que para su desgracia tienen que ganarse la vida en esos antros.

No es de extrañar ese comportamiento, pues la presidenta saliente en sus tiempos manifestó públicamente que «no compartía que se rodease el Congreso», sin embargo ahora aplaude las concentraciones ante el parlamento autonómico. ¿Será porque estas últimas las hacen los suyos? Si es así, aplaudirá que según los medios de comunicación, su partido ha fletado autobuses para llevar gratis a esas manifestaciones. Dirán que ha ido mucha gente, lo que no podemos constatar.

No obstante recordamos que cuando ya hace años, partidos y sindicatos llevaban a labriegos gallegos a manifestarse en Santiago, muchos comentaban «eu vou cos meus amigos, viaxamos gratis, variamos e descansamos un día, damos unhas voltas por Santiago e tomamos uns viños (yo voy con mis amigos, viajamos gratis, variamos y descansamos un día, damos unas vueltas por Santiago y tomamos unos vinos). Lo cierto es que los autobuses andaluces parecían los de una excursión festiva de estudiantes, que iban a pasar un día de juerga.

Una destacada morada andaluza ha sentenciado que el nuevo gobierno va a ser «solo para ricos». Si ella lo dice… Una cuestión clave es que no ha aclarado a que ricos se refiere.

¿Se irá su jefe de filas a vivir a esa comunidad? Es posible dado que la dacha en donde reside parece ser que tiene serios problemas urbanísticos.

Según abundantes informaciones aparecidas últimamente en la prensa, está edificada en una esquina de un parque natural protegido, de gran valor ecológico, y ya sabemos que los morados y sus afines son abanderados en la protección de la ecología y acérrimos enemigos de la especulación urbanística.

La duda está en el aire. Por de pronto su lugarteniente, el que vive modestamente en un barrio obrero de la capital, ya ha salido en su defensa mezclando churras con merinas (quizás su intelecto no le de para más).

Según el susodicho, esas informaciones son una maniobra de distracción, para ocultar que se ha descubierto financiación irregular de un partido que les está haciendo mucha pupa. No mezclemos el tocino con la velocidad. Si por ejemplo una persona roba, aunque las cincuenta que haya a su lado también roben, la susodicha es un ladrón.

Eso es la pura verdad, y lo contrario disculpas de mal pagador.

Conclusión, cada vez más, empleando una expresión popular, muchos de nuestros políticos demuestran que tienen un morro que se lo pisan.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído