Análisis

Rafael López Charques:»¿Que nos espera?»

Rafael López Charques:"¿Que nos espera?"
Crisis en Venezuela Agencias

Quizás la noticia internacional más importante de la pasada semana ha sido que un diputado de la Asamblea Nacional venezolana, elegida democráticamente, se autoproclamó, amparándose en la Constitución, «presidente encargado» del país, dada la indudable situación de anarquía en que está inmerso el mismo.

Pese a ser un hecho acaecido muy lejos de nosotros, lo debemos analizar con calma, no solo porque con esa nación nos unen antiguos, grandes e importantes lazos, sino también porque la situación por la que atraviesa la misma, es en parte consecuencia del asesoramiento de ideólogos españoles que pretendieron instaurar un mundo ideal, igual que nos prometen a nosotros. La pregunta es de cajón, ¿es lo que nos espera si logran el poder aquí?

Por lo que sabemos, el dictador del país en cuestión culpa de todos los males, como es habitual en estos casos, a injerencias extranjeras, y después de eructar durante un discurso, desafía a sus enemigos a que lo echen, advirtiendo que para eso tendrán que matar a todos los venezolanos y que después se suicidará. Si de verdad quiere el bien de su pueblo, que se deje de cuentos y se quite de en medio pegándose un tiro. Ahorraría mucha sangre.

La cuestión es importante para nosotros, pues si bien tenemos un presidente de gobierno que es legítimo, llegó al puesto de manera totalmente constitucional, es indudable que quiere aferrarse el máximo tiempo posible al cargo, sea como sea. Cuando tomó posesión afirmó públicamente que estaría el tiempo imprescindible para convocar elecciones, al poco cambió de opinión, y hace unos días aseguró a la oposición que podían esperar sentados las elecciones hasta el próximo año. Además de ser una expresión chulesca, implica que mintió, pues inmediatamente es muy distinto que dos años y pico.

¿Con quienes cuenta para ello? Sin lugar a dudas con lo mejorcito de cada casa.

En primer lugar con los morados, ¡buenos compañeros de viaje!, que fueron los asesores de la dictadura venezolana, por lo que al perecer cobraron su buen dinero, porque ayudar al pueblo oprimido sí, pero gratis ni hablar.

En esa situación no es de extrañar que nuestro jefe de gobierno se limitase a conversaciones telefónicas de cortesía con el «presidente encargado». Al final de la pasada semana por fin dijo que en un plazo de ocho días había elecciones limpias en Venezuela o reconocería al último. Como en la UE las decisiones conjuntas deben tomarse por unanimidad, lo que ha hecho es darle un balón de oxígeno a su amigo. ¿Cómo le pagaremos a Podemos esa deslealtad de falconetti?

Hablando de los morados, algo habrá que inventar para que no le derriben la casita a su jefe, pues según informaciones de la prensa, su infracción urbanística es muy grave y no prescribe, lo lógico es que caiga bajo la piqueta. Sentimos que un proletario pueda perder su modesta mansión.

También cuenta con toda la tropa de separatistas, ex terroristas y similares, cuya soldada estamos pagando todos los españoles. Solo hay que analizar el proyecto de presupuesto para no dudarlo. Tan apretado debe estar que para él, el año de algunos ingresos tiene trece meses, para poder dar más a algunos..

En definitiva, sin caer en alarmismos, lo cierto es que la situación de nuestro país es muy delicada. Estamos en manos de aquellos que contribuyeron activamente a que un país rico y maravilloso en todos los aspectos, Venezuela, esté al borde de la guerra civil, después de ya no se sabe cuántos muertos, cuanta hambre y cuanta miseria. Eso sí, a sus dirigentes no les falta de nada, al igual que a ciertos políticos nuestros que se devanan los sesos para ayudar a los desheredados, desde sus cabañas en el campo o viviendas en barrios obreros.

¿Es eso lo que nos espera? ¿Ser una copia de la Venezuela actual

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído