Análisis

Salvador Monzó Romero: «Una desgracia»

Salvador Monzó Romero: "Una desgracia"
La lacra de la violencia de género

Ya me río yo, -que vaya por delante-,
De las feminazis y su democracia,
Fragua donde convierten, -ya tiene gracia-,
Al hombre en su víctima, con la agravante

Que la igualdad es el lucro cesante
Que están por despreciar, sin más, verbigracia,
Con escraches contra quien tiene la audacia
De decir que la Ley ahora imperante

De la Violencia de Género es una falacia;
Alimentar ese monstruo gigante
De la desigualdad de hombre y mujer ante

La Ley, sólo tiene esta eficacia:
Si para ella, ser mujer es bastante,
Para él, ser hombre… ¡es una desgracia!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído