Análisis

Manuel del Rosal: «Los besos de Iceta y Collboni en el autobús del amor»

Manuel del Rosal: "Los besos de Iceta y Collboni en el autobús del amor"
Pedro Sánchez y Miquel Iceta (PSOE - PSC). EP

«Los besos que yo te di, ya no te los quita nadie. Los besos que yo te di.. Dicen unas sevillanas.

Los besos de Iceta y Collboni deben ser unos besos distintos, naturalmente unos besos más besos que los besos de las personas heterosexuales. ¡Donde va a comparar una persona heterosexual el beso entre dos hombre o dos mujeres a un beso entre hombre y mujer! Para demostrarlo, Collboni e Iceta han fletado un autobús de amor con monumentales fotos de mujeres besándose apasionadamente en uno de sus costados y en el otro, hombres besándose con pasión desbocada. Le han bautizado como «El autobús del amor» ¿de qué amor? se pregunta uno. De momento tendríamos que pensárnoslo muy mucho para tomar ese autobús, desconocemos cuál es su trayecto y hacia donde nos lleva.

El acto de Vox en Barcelona ha sido el detonante para que a Iceta y Collboni se les haya ocurrido lo del autobús amoroso. Querían demostrar que es mejor el amor – sobre todo el amor gay – que la irrupción de Vox en Cataluña; para ello, además del autobús, enviaron a sus cachorros del amor a apedrear a hombres, mujeres y niños, y a la policía que no les permitía ejercer su derecho al amor a pedradas. Porque el amor ya no es solo patrimonio de las homosexuales y lesbianas, también lo es de las hordas que atemorizan y apedrean a todo aquel que no comulga con su concepto del amor.

Quieren Collboni e Iceta y en su nombre el PSOE, que el amor lo cure todo y que con amor y besos todo se puede solucionar, sobremanera si ese amor y esos besos son amor y besos de homosexuales. ¡No se como no nos hemos dado cuenta que la economía se soluciona con besos, el déficit se soluciona con besos, el paro se soluciona con besos, la inmigración se soluciona con besos, la sequía se soluciona con besos, la pobreza se soluciona con besos, el empleo precario y barato se soluciona con besos, la desigualdad se soluciona con besos, el fracaso escolar se soluciona con besos, el maltrato infantil se soluciona con besos. la violencia de género se soluciona con besos… y así todo!». Pero, por supuesto, y según se ve en el autobús del amor lésbico y gay en cada uno de sus costados, los besos han de ser mujer a mujer y hombre a hombre.

Todo esto del autobús sería para reírse, pero resulta que, en esta España de progresismo, feminismo, relativismo, independentismo y todos los ismos del mundo, hay millones de españoles que creen, en un ejercicio de estupidez supina, que esos besos y ese amor que viaja en el autobús de Iceta y Collboni, es la solución a todos los problemas; cosa que, en vez de para reírse, es para echarse a llorar.

Permítanme recordarles esto: «Hay labios tan afilados que en vez de besar cortan»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído