Análisis

Santiago Tazón: «En busca del alijo perdido de Gadafi»

Santiago Tazón: "En busca del alijo perdido de Gadafi"
Muammar el Gaddafi durante su visita a Roma.

Al parecer Muammar Gaddafi confío en 2011 (sólo unos meses antes de su muerte) una cantidad de dinero en metálico y otros efectos equivalente a unos 27 millones de euros al entonces Presidente de Sudáfrica Jacob Zuma para que se los guardara temiendo el avance en Libia de los rebeldes.

Las pistas del alijo perdido de Gadafi llevan primero a Sudafrica y luego a la pequeña monarquía absoluta de Swaziland. Primero fue escondido en Nkandla – la polémica lujosa residencia que se hizo construir Jacob Zuma durante su presidencia de Sudáfrica y luego el alijo fue repartido en cinco partes y transportado en secreto al pequeño reino.

Gadafi guardaba ese dinero por si era capturado y necesitaba fondos para pagar su defensa ante la Corte Penal Internacional de la Haya (no andaba desencaminado porqué su hijo Saif al Islam se enfrenta ahora a un proceso por crímenes de guerra ante la CPI )

Al parecer, el alijo fue posteriormente divido en 5 partes y transportado a Swaziland (el país fue renombrado el año pasado con el nombre de Eswatini) , al cuidado del Rey Mswati III (uno de los pocos monarcas absolutos que quedan en el mundo)

El pasado mes de marzo, el actual presidente de Sudáfrica , Cyril Ramaphosa se desplazó discretamente a Swaziland / Eswatini dónde se reunió con el rey.

El nuevo gobierno de Libia ( el de Tripolí que ahora está siendo asediado) busca también ese alijo, pero entiende que es sólo la punta del iceberg, pues al parecer existen varios depósitos de dólares americanos, lingotes de oro y diamantes que pertenecen al estado libio escondidos en Sudáfrica y otros países de alrededor. Al menos cuatro bancos sudafricanos podrían estar implicados.

Las oscuras relaciones económicas entre el más denostado expresidente de Sudáfrica (recordar que Zuma ya había sido procesado por varios casos de corrupción y uno -supermediático- de violación ANTES de ser elegido presidente) están alimentando el debate político sudafricano y el principal partido de la oposición Democratic Alliance exige que la NPA -equivalente a nuestra Fiscalía General del Estado abra una investigación para aclarar lo ocurrido. Zuma podría tener que enfrentarse a sanciones de USA por este asunto.

Previsiblemente este asunto calentará la campaña para las elecciones generales de mayo que es lo que sin duda preocupa ahora al presidente Ramaphosa (del que otro día hablaremos largo y tendido sobre su responsabilidad en la masacre de Marikana que «sorprendentemente» nadie menciona nunca)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído