Análisis

Jesús Millán Muñoz: “¿Quo vadis Europa…?”

Jesús Millán Muñoz: “¿Quo vadis Europa…?”
Husos horarios en Europa y países vecinos. PD

¿Tenemos el derecho y el deber de plantearnos que es Europa, y cual es el futuro de Europa, y qué debe ser Europa, incluso admitiendo el enorme valor que damos a la tolerancia, el respeto a los derechos humanos, a la dignidad de la persona, etc.?

¿Pero tenemos el deber y la obligación y el derecho de nosotros los europeos, una civilización que es heredera de Grecia, Roma, Jerusalén, el mundo eslavo y otras múltiples influencias, tenemos el deber y el derecho de plantearnos lo que somos y lo que queremos ser, en nosotros mismos y en el concierto mundial?

¿Europa igual que durante siglos ha sometido y se ha sometido a análisis, todos los aspectos de su cultura, si vienen personas de otras culturas, y se instalan en Europa, tiene que realizar el mismo proyecto?

¿Igual que con la ilustración filosófica y política, y con diversas reformas religiosas y la revolución científica e industrial ha sometido a análisis y crisis y debate todos sus puntos esenciales de su tradición cultural, cultural en todos los sentidos, Europa tiene la obligación y el deber y el derecho de someter, cualquier principio ideológico o cultural, que se instale en Europa, a ese mismo análisis y crítica y diálogo, en paz y en tolerancia, pero no puede abdicar de esa función y finalidad, porque ese es uno de los motores de Europa, es decir, la libre conciencia, la libre investigación, la libre indagación, y la libre publicación, la libre expresión…?

¿Si Europa déjase de analizar todo y analizarse en todo, Europa moriría como Europa, se iría transformando en otra cosa, porque si en Europa se creó el libre examen y libre conciencia ante la Biblia, sin entrar si fue bueno o no lo fue, si ese punto fue esencial, para la evolución de Europa, con más razón, esa misma idea se utilizó no solo en y con la Biblia, sino en y con todo, por lo cual, toda ideología o cultura o demografía que se instale en Europa, tiene que ser sometida por el mismo tipo de análisis, eso sí, con y en paz y en tolerancia y con respeto, pero ese mismo análisis, que viene del sentido común, de las ciencias y de la filosofía, etc.?

¿Nadie que se instale en Europa, debe sentirse herido porque Europa someta a análisis sus propios principios, hábitos, costumbres, conceptos, ideas, sentimientos, porque eso es lo que está haciendo siempre Europa consigo misma, llevamos siglos autoanalizando nuestras ideas, nuestras costumbres, nuestros hábitos, nuestros pensamientos, a nivel individual y colectivo, a nviel teórico y a nivel práctico…?

¿No es por casualidad o solo por azar, que hayan surgido tantas filosofías, ni las ciencias y las tecnologías, y la revolución industrial, y las revoluciones religiosas, sociales, políticas, económicas en la Europa en estos últimos cinco o seis siglos, han sucedido, por muchos factores, pero entre otros, esa constante reflexión sobre si misma, nada deja de ser analizado, y nada es nada? ¿Y mientras que Europa siga realizando y materializando esa forma de ser, Europa seguirá existiendo, y podrá seguir siendo la isla de la libertad, la isla de los derechos humanos, la isla de la conciencia individual, la isla de la dignidad ilimitada del ser humano individual, la isla del progreso y de la paz, y la isla en la que existan esperanzas de seguir conquistando nuevas metas en derechos y dignidad humana…?

¿Pero si Europa abandona su autoexamen, a y en todos los sentidos, Europa, dejará de ser, irá dejando de ser una potencia hegemónica mundial, a nivel económico, y esto se irá uniendo a dejar de ser una potencia mundial demográfica, social, cultural, ideológica, religiosa, militar, y los grandes pilares y principios de Europa, languidecerán, debilitarán y morirán con Europa…?

¿Seremos algo grande que fue, algo grande que pudo ser aún más grande, pero el testigo del mundo se lo llevará otro continente-isla-cultura-sociedad, quizás, posiblemente con otros principios, que pueden ser muy eficientes de forma demográfica o cultural-ideológica-religiosa o muy importante a nivel económico-político-militar, pero no será lo que fue Europa, y lo que buscaba Europa, es decir, una forma de equilibrio entre el individuo y la colectividad, y en medio docenas de derechos humanos individuales y colectivos…?

¿No debemos olvidar y obviar, que bajo el manto de la tolerancia, Europa se ha sometido a una crítica interna enorme, a una crisis de ideas y de análisis de comportamientos y de conceptos, como jamás, posiblemente jamás ninguna sociedad se ha sometido a si misma? ¿Y eso, para lo bueno o para lo malo, es lo que nos ha hecho ser lo que somos, es decir, el libre examen, y el libre examen, no es solo de la Biblia, sino de todo…?

¿Si Europa se va muriendo o muere, posiblemente, el mundo no solo haya perdido algo muy esencial, si la Europa en sentido estricto muere, o declina o se debilita tanto, que su papel en el mundo, es algo testimonial, una gran isla de turismo cultural mundial, si muere, quizás el mundo no pueda vivir o no pueda sobrevivir, porque de momento todavía, los grandes planteamientos de derechos humanos, esa gran bandera, derechos individuales y colectivos, el libre examen, la libertad individual y colectiva, los derechos humanos, etc., esa bandera la sustenta todavía Europa, sin negar que otros continentes-culturales, también lo hagan, pero más parcialmente…?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído