CARLOS CUESTA / OK DIARIO

Sánchez es el genuino ‘fábricante de separatistas’: con el PSOE en el poder, tienen un 50% más de escaños que con el PP

Sánchez es el genuino ‘fábricante de separatistas’: con el PSOE en el poder, tienen un 50% más de escaños que con el PP
Pedro Sánchez y los separatistas en España. PD

El PSOE no ha dejado de lanzar un mensaje en los últimos tiempos: que el PP era una “fábrica de independentistas”.

Pero la realidad es que la auténtica fábrica de separatistas es el Partido Socialista. Las últimas elecciones generales celebradas con el PP de Mariano Rajoy arrojaron un resultado conjunto de todas las fuerzas separatistas de 24 diputados. Los comicios de este 10-N, con Pedro Sánchez en La Moncloa, han dado como resultado nada menos que una escalada de los escaños separatistas del 50%: pasan de aquellos 24 escaños a un total de 36 sillones.

En aquellas elecciones de 2016, el PP logró 137 diputados y el PSOE 85. Y las fuerzas separatistas acumularon 9 escaños de ERC, 8 de CDC (ahora PDeCAT), 5 de PNV y 2 de EH Bildu. En total: 24 actas.

En las elecciones celebradas este domingo, el PSOE ha logrado 120 diputados y el PP 88. Es decir, los socialistas logran menos que aquel PP y los ‘populares’ más que aquel PSOE de Sánchez.

Pero, lo más relevante es que en este 10-N los escaños de los separatistas se han disparado. Traducido: con Sánchez se han disparado. Pasan de aquellos 24 escaños a nada menos que 36 diputados. Y lo hacen con el siguiente reparto: ERC logra 13; JXCAT (PDeCAT) se hace con 8 sillas: el PNV se queda con 7; EH BILDU consigue 5 escaños; la CUP logra 2 diputados; y el BNG se hace con 1 escaño. Es decir, resultado: 36 diputados separatistas.

El discurso del PSOE pretendía lanzar esa idea con un fin: el de justificar su mítica frase del choque de trenes, de que tan culpable del golpe separatista eran los independentistas como el PP. Los primeros por no ceder, y los segundos por lo mismo.

El PSOE llegó más tarde al poder. Y lo hizo ofreciendo todo tipo de cesiones: un relator internacional para negociar de igual a igual -como si se tratase de dos soberanías diferenciadas-; un sistema fiscal de cupo camuflado; la entrega del poder judicial; inversiones multimillonarias; etc. Y el resultado es el observado: que la presencia separatista en el Congreso se ha disparado.

NOTA.este artículo de Carlos Cuesta ha sido originalmente publicado en OKdiario este 11 de noviembre de 2019

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído