¿Qué ha hecho Pedro Sánchez para merecer los aplausos por parte de sus mamporreros?

Manuel del Rosal: «Pedro Sánchez Vs Plácido Domingo»

Y los ciudadanos durmiendo la siesta eterna los unos y bostezando los otros, mientras España se asoma al abismo

Manuel del Rosal: "Pedro Sánchez Vs Plácido Domingo"
El Rey Juan Carlos con Plácido Domingo. PD

Busca el arrogante la sabiduría, pero en vano; al inteligente la ciencia le es fácil” Salomón

El 30 de julio de 1991 Plácido Domingo recibió la ovación más larga de la historia. Hace unos días se cumplieron 29 años de esa efeméride.

A la vuelta de Europa tras la subasta de los países que la conforman, Pedro Sánchez recibió de su claque (individuos pagados para aplaudir, en esta ocasión pagados con un ministerio) una ovación injustificada, pelotillera, babosa y estúpida que pasará a la historia como una gilipollez propagandística más de este gobierno de tinieblas. Parece como si Sánchez; llevado de su narcisismo, petulancia, arrogancia, autocracia, vanagloria y egolatría; quisiera romper el récord de aplausos de Plácido…aunque sea a plazos; ya lleva tres, uno en el Consejo de Ministros y dos en el Congreso. Le queda toda la legislatura para, plazo tras plazo de aplausos, conseguir superar los 80 minutos de Plácido.

¿Qué ha hecho Plácido para merecer ese récord de aplausos? Fue en Viena interpretando a Otelo en la Ópera Estatal. Plácido tuvo que salir a saludar 101 veces y los aplausos no dejaron de sonar durante 80 minutos. Eso en cuanto al instante concreto que motivó los aplausos, pero Plácido, es más, mucho más: Una estrella en el paseo de la fama de Hollywood, Doctor (de verdad, auténtico y no falso como Pedro) Honoris Causa por 14 universidades, premio Príncipe de Asturias de las Artes y un largo etcétera.

¿Qué ha hecho Pedro Sánchez para merecer los aplausos por parte de sus mamporreros? Nada, absolutamente nada. Salvo si a mentir, manipular, ocultar, tergiversar los datos de la pandemia con un número escalofriante de contagiados y muertos nunca exactamente sabidos, se le pueden llamar méritos para ser aplaudido. A esto hay que añadir el desastre económico que se nos viene encima, si no lo tenemos ya, por no entender nada de nada de cómo llevar una economía libre de ideologías trasnochadas, rancias y oliendo a naftalina como son las economías de este nuevo social-comunismo con toques de banana del trópico en estos tiempos de pandemia, ni en cualquier tiempo. Y eso a pesar de ser “Doctor en Economía”.

Y dentro de unos días, Sánchez, agotado de tanto mentir y manipular, herniado de tanta fachenda y arrogancia, insomne por tener que compartir cama con Iglesias, se nos va de vacaciones en pleno rebrote del coronavirus, dejando a los ciudadanos que dice gobernar abandonados al sol, a la pandemia, a una economía en caída libre y a un paro galopante. Y a la vuelta de esas vacaciones sus mamporreros, su claque le recibirán con aplausos en otro plazo más para conseguir batir el récord de Plácido, mientras él hace su entrada triunfal pisando la alfombra con paso parsimonioso y pose de gigoló de Cotton Club.

Y los ciudadanos durmiendo la siesta eterna los unos y bostezando los otros, mientras España se asoma al abismo.

¡Qué país! ¿Para cuándo una reacción de la sociedad civil?

Manuel del Rosal

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído