Han encontrado su aliado en algunas televisiones

Víctor Entrialgo: «Hasta el moño»

Del drama más horrible pasábamos al pasatiempo más ligero, no como terapia sino como exigencia de la sociedad de consumo

Víctor Entrialgo: "Hasta el moño"

Hasta que llegó el coronavirus vivíamos en la sociedad de la ligereza.

Del drama más horrible pasábamos al pasatiempo más ligero, no como terapia sino como exigencia de la sociedad de consumo. Era preciso seguir consumiendo.

Al convertirse la epidemia en una problema nacional e internacional, los gobiernos se han puesto de acuerdo con algunos medios en tratar de controlarlo todo, no tanto para sugerir o concienciar, sino para atemorizar.

Y para conseguirlo no han multiplicado los rastreadores, ni preparado la sanidad, ni creado comités de expertos.

Han encontrado su aliado en algunas televisiones que, amén del dinero recibido, aumentan sus ingresos publicitarios porque no hay mayor fuente de ingresos que el miedo.

Estamos hasta el moño de los telediarios que se limitan a acongojar al personal. Hartos de tanto miedo inoculado y tanta excusa con datos de otros países. Seis meses llevamos amenazados por nuestro propio gobierno inoperante. Identifiquen rebrotes, decreten los toques de queda imprescindibles y resuelvan lo que tengan que resolver. Mejoren los protocolos, cuiden y preparen las UVI y la Sanidad. Pero déjennos el alma en paz.

Llevan meses torturándonos. Matando gente del susto y haciendo enfermar a muchos de angustia y y ansiedad. El gobierno más ridículo que ha tenido esta Nación en siglos va a matar a más gente de patologías agravadas, de obsesiones, manías, psicopatías y psicosis, que el maldito coronavirus.

Con la una, la dos, la cuatro, la cinco y la seis, pero incluso con la entonación y el énfasis de Matías Prats en la tres, cuando llega el telediario me sale el corazón por la boca. Y de postre la persecución de un Rey expulsado por un país al que ha prestado innumerables servicios y donde, curiosamente, sobra tanta gente.

Estamos hasta el moño. Que el Gobierno del maniquí y el coletas identifique los errores y dimitan los responsables. Y si no va a ser así, que a los ciudadanos que cumplimos las normas establecidas, informen los medios pero cesen de acojonarnos y dejennos seguir con nuestras mascarillas la vida en paz.

Víctor Entrialgo

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído