Victimismo de vacaciones

Víctor Entrialgo: «Dónde se acoge a todo el mundo»

Víctor Entrialgo: "Dónde se acoge a todo el mundo"

Si algo caracteriza a los asturianos es que son acogedores. Por eso cada vez aparece más claro que el numerito de la familia Trap, durante su estancia en el Principado, tiene todos los visos de ser un montaje construido por ellos mismos, “la mentira es un arma revolucionaria”, para distraer la atención del enorme escándalo de su financiación, y la de Podemos, las dos, y el horizonte judicial que les espera.

Éste victimismo de vacaciones, ésta apelación sin pruebas ni documentos, éste infantilismo de la violencia, legítima cuando se practica, e intolerable cuando se sufre, o cuando cuentan que supuestamente se ha sufrido, resulta difícilmente creíble.

Porque yo al menos hasta ahora no he visto más prueba del escrache del que se quejan que una pintada echa de prisa y con letra fina en el asfalto “Coletas rata,” que nadie sabe quién hizo, de esas que saludan a los ciclistas, demasiado poco para explicar los “esparabanes”, como los que hacen con las patas los caballos, en lugar de soportar con estoicismo las supuestas consecuencias de su matonismo, chulesca conducta e historial, aspavientos acerca de un supuesto mal y manifiestamente leve que han hecho al momento de irse de un paraíso natural en el que no pega ni con cola, la pareja que ha hecho méritos innumerables para ser la pareja más odiada y desagradable de la vida pública española. Y de la privada.

Siempre puede haber alguien que no se contenga como deba, que vaya más allá, pero aquí no parece haber nada. La propia escolta de esta chusma, ya es paradójico que tenga escolta esta gente que ha amenazado a medio país, ha declarado en la prensa regional que no vió nada de lo que dicen. La cosa cada vez está más clara.

Resulta curioso comenzar a leer sesudas y ridículos análisis en la prensa afín a estos personajes, indeseable por muchas razones, -por cómo llegaron, con el dinero de quien, lo que han hecho, lo que han dicho, el atrevimiento de “infiltrarse” “una pareja” en el consejo de ministros circunstancia que, habiendo existido políticos excelsos en la historia de éste país, y no éste par de perroflautas, no tiene precedente en la historia de España, su prepotencia y altanería, en fin.- Resulta gracioso ver a sus escribas elucubrar sobre las diferencias entre linchamiento, escrache, el fascismo, la acción de la ultraderecha y no sé qué otras sandeces sesudísimas, cuando lo que refiere esta gente y no han acreditado en sus tuits ridiculos y patéticos es que les estropearon la fabada y la visión de las ocas a los niños, que nunca las habían visto. Cuando, supuestamente, y según cuentan, les habrían dado una sencilla patada en el culo.

¡Cómo un petimetre que ha dicho lo que ha dicho, que ha introducido la violencia en el Congreso de los Diputados, alentándola fuera, puede construir ahora éste “Sonrisas y lágrimas” en lugar de irse discretamente de un lugar si es que de verdad hubiera recibido como dice, lo que viene siendo toda la vida de Dios, una mera patada en el culo! Que ni eso.

Esta gente o ve fantasmas o nos toma el pelo. O más bien las dos cosas, lo que estaba claro desde que llegaron a la política, pero a algunos, que han tardado un poco, les parece ya también cada vez más evidente.

Como Pedro Sánchez que, después de seguir no haciendo nada en Lanzarote, frente a la debacle del país, salvo maniobrar al salir de una iglesia, escucha gritos de fuera, fuera, lo menos que se le puede decir a éste otro, el máximo responsable de lo mucho y muy grave que ha pasado en éste país desde que trepó al árbol y cogió la flor que no debía. Ni escraches ni escrachos. Son patadas en el culo más que merecidas.

En la zona donde ha ido esta gente, es raro tener enemigos. Aunque, si alguien lleva años creándoselos en este país, es “éste par de Dios” los cría y ellos se juntan, un dechado de virtudes individuales, sociales y políticas. Prepotentes, altaneros, dando lecciones continuamente a la Nación entera, que tiene que sufrir las deficiencias de su sistema electoral y constitucional, de su sistema no representativo, para tener que soportar rufianes, cocomochos y éste secta del último día en que irrumpieron en camiseta y sin caballo en el Congreso, como mormones de doctrina barata de todo a cien.

Tendrán que consultarlo, porque inventarse todo esta película en un paraíso es algo grave, y ver así los porqués de toda esta historia. Que mordieron la manzana mala, eso hace ya tiempo. Yo lo que les puedo asegurar es que aún no sé por qué, ni con qué intención fueron y se fueron de allí donde se acoge a todo el mundo. Lo sabe todo el mundo. Y no serán ellos con su historia interminable, quien ensucien un paraíso natural.

Víctor Entrialgo

OFERTAS ORO

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 41 Y EL 50% !!!

Una amplia variedad de las mejores ofertas de nuestra selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído