Raloch

Rafael López Charques: «A la mierda»

Rafael López Charques: "A la mierda"

En nuestro país, y suponemos que en todos, mandar a alguien a la mierda, es una expresión soez, que demuestra una ausencia total de educación por parte de quien la dice, y una falta absoluta de respeto a quien se le dirige. No olvidemos que el respeto mutuo es la base de la convivencia.

Últimamente parece ser que entre nosotros esto ha cambiado, pues hay algún político que manda a la mierda en público a quien le apetece, y se queda tan tranquilo. Quizás sea uno de los primeros síntomas de la “nueva normalidad” que nos ofrece “cum fraude”.

Hace unos días al jefe morado se le ha recordado que dando una charla dijo sin ambages «estas cosas estoy cansado, es como ‘muchas gracias por los servicios prestados’ pero creo que, no sé, habiendo gente de 20, 30 y 40 años… yo creo que hay gente mayor que tiene que tomar ejemplo de Joseph Ratzinger y coger un helicóptero e irse a Castel Gandolfo, a la mierda o a donde quiera».

Enterados. La gente mayor tenemos que irnos a la mierda. Le sobramos porque sabe que precisamente por ser mayores no nos va a engañar con su falsa palabrería barata.

A su vergonzoso comentario se le podría responder de muchas maneras, pero no tema, no le vamos a insultar, aunque quizás le gustase que lo hiciésemos para así auto proclamarse mártir. No nos vamos a poner a su altura, en este caso bajura, no le faltaremos al respeto que se le debe a todo ser humano, por la sencilla razón de que nosotros si creemos y queremos la convivencia entre las personas.

Lo que si haremos es exponerle algunos comentarios sobre los que debería reflexionar, pues humildemente le informamos que los que integramos la plebe somos capaces de pensar, aunque no le convenga, pues los borregos, como quiere que seamos todos, no piensan y así no pueden darse cuenta de que usted es una contradicción permanente, una triste muestra de lo que no debe de ser una persona.

Deducimos que asume ese pensamiento que mantienen personas de que en el mundo sobra gente, por eso son partidarias del aborto. Esto nos hace recordar una frase de una ministra del anterior gobierno socialista, “un feto es un ser vivo, pero no humano”. Como hasta ahora solo hay tres géneros de seres vivos, el humano, el animal y el vegetal, agradeceríamos que algún inteligente izquierdista nos aclare la cuestión, ¿un feto es un animal o un vegetal?, dado que no es humano.

En cualquier caso, si considera que sobra gente, sea coherente con su pensamiento y desaparezca, váyase o péguese un tiro. Así tendremos una persona menos y habrá hecho una contribución real a sus ideas.

Habla de que “habiendo gente de 20, 30 y 40 años…”.Ello nos da a entender, perdón si malinterpretamos sus palabras, que la gente que debe “irse…a la mierda…», son las personas mayores, las pertenecientes a las generaciones de la postguerra. Estará agradecido al coronavirus, pues se ha cebado en ellas, aunque quizás aún siendo el responsable ministerial de las residencias de ancianos, independientemente de que fuesen autonómicas o privadas, no se ha enterado.

Aprovechamos la ocasión para haciendo un repaso por la “memoria histórica”, ¡sí!, esa que tanto le gusta, recordarle que fueron los actuales jubilados, los pertenecientes a las generaciones de la postguerra, los que hicieron posible con su trabajo y su esfuerzo, en condiciones muy duras, mucho más que las actuales, que usted no conoció, la España que ahora tenemos, esa que parece le gustaría destruir.

Por un mínimo de decencia debería pedir perdón públicamente por sus palabras, pero sabemos que no lo hará y seguirá muy orgulloso de sí mismo.

Rafael López Charques

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído