"Aceptar migajas simbólicas lo rebajaría a simple pieza de repuesto para sacar al bloque Frankenstein de un aprieto"

El consejo de Camacho (ABC) a Arrimadas antes de sentarse a negociar con el «tahúr» Sánchez

"Aproximarse a la coalición de izquierdas –aquella «banda» que decía Rivera– para hacerle de muleta a cambio de formular leves retoques cosméticos a las cuentas no merece la pena"

El consejo de Camacho (ABC) a Arrimadas antes de sentarse a negociar con el "tahúr" Sánchez
Ignacio Camacho avisa a Inés Arrimadas sobre los peligros que le aguardan en sus negociaciones con Pedro Sánchez.

El futuro de Ciudadanos está en sus manos y en su capacidad negociadora.

Inés Arrimadas tiene ante sí la oportunidad única de imponer su criterio al Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias a la hora de sacar adelantante los Presupuestos Generales del Estado.

Este 3 de septiembre de 2020, Ignacio Camacho, en su tribuna de ABC, considera esencial que la líder naranja vaya con todo antes de sentarse en la mesa de un «tahúr experto» como es Pedro Sánchez, quien no dudará en ningún momento en usar a Arrimadas para aprobar las cuentas del Ejecutivo y dejarla luego tirada.

El columnista de Vocento tiene claro que dentro del Gobierno, el socio preferente, Unidas Podemos, no está por la labor de recibir con aplausos a Ciudadanos:

Aunque lo dijese para meter presión en las negociaciones internas del Gobierno –que ya podrían haber traído resueltas del verano, ¿o es que se enteraron de la pandemia estando de vacaciones?–, Pablo Iglesias está en lo cierto cuando sostiene que sus políticas son incompatibles con las de Ciudadanos. O deberían serlo si Cs conserva alguna identidad del partido que quiso ser. Al PP ni lo menciona el vicepresidente porque da por sobrentendido que no hay caso, aspecto en el que se muestra más sincero que un Sánchez empeñado en perder tiempo con escenificaciones de desacuerdos palmarios sobre las que estructurar el argumento de su dichoso «relato».

Entiende que Arrimadas debe tener algún as en la manga para sacar rédito en sus negociaciones con Sánchez, mucho más a sabiendas de que Iglesias no quiere ni oír hablar de la presidenta naranja:

Por tanto, y sentada la premisa de que Casado no se avendrá a compartir con Podemos ningún pacto presupuestario, la cuestión clave consiste en saber si Inés Arrimadas podrá negociar alguna contrapartida con la que torcerle el brazo a quien se proclama su antagonista empecinado. Una contrapartida esencial, potente, de rango suficiente para justificar ante los electores que le quedan el arriesgado paso de meterse en la jaula de sus adversarios.

Subraya Camacho que la apuesta de la representante del ahora quinto partido nacional ha de ir encaminada a la congelación impositiva:

Y ésa no puede ser otra mejor que la congelación de los impuestos. De todos, incluidos el de sociedades, el IVA y el IRPF, que son los que mayor esfuerzo exigen al contribuyente medio. Si a un partido liberal le sobran siempre razones para aflojar la presión fiscal que dificulta la inversión, penaliza el empleo, encoge el consumo, impide el ahorro y desmotiva el esfuerzo, cuánto más en unas circunstancias en que la economía amenaza colapso completo.

Apunta que Arrimadas no puede conformarse con menos y que esa debe ser su jugada ahora que ha decidido sentarse a la mesa con ese tahúr:

Para gastar –ayer Iglesias repetía en la tele el verbo con el arrebato de un yonki del derroche– ya cuenta el Estado con los fondos del socorro europeo; en este momento los españoles necesitan más que nunca mantener su dinero a salvo de la voracidad exactiva del Gobierno. Si Cs pretende mostrar su utilidad no puede conformarse con menos; aceptar migajas simbólicas lo rebajaría a simple pieza de repuesto para sacar al bloque Frankenstein de un aprieto. Arrimadas ha de apostar fuerte una vez que parece dispuesta al peligroso juego de sentarse a la mesa de un tahúr experto. Necesita dejar su impronta en una rectificación sustancial del proyecto, una compensación incontestable con la que nadie pueda cuestionar su éxito.

Sentencia el columnista del ABC que, a buen seguro, Arrimadas no va a tener una oportunidad como esta:

La líder naranja va a poner a prueba el alcance de su inteligencia estratégica. Aproximarse a la coalición de izquierdas –aquella «banda» que decía Rivera– para hacerle de muleta a cambio de formular leves retoques cosméticos a las cuentas no merece la pena. Sánchez, que sólo está atento a los cuadros de situación, la busca para aislar a la derecha y es ella la que debe aprovechar esa oportunidad y hacerse valer con una demostración de fuerza que obtenga ventajas objetivas para las clases medias. La política da muchas vueltas, pero quizá no vuelva a disponer de una baza como ésta.

El Quilombo / Programa completo del 02 de septiembre de 2020

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído