Raloch

Rafael López Charques: «Esto se calienta»

Rafael López Charques: "Esto se calienta"

Estamos en otoño, camino del invierno y lógicamente el frío se acrecienta poco a poco. Por eso algunos de nuestros políticos, nos referimos a los integrados en el desgobierno, están calentando los ánimos, para que al estar calentitos vivamos contentos, que es su principal ocupación.

Deben de tener en cuenta que si caldean demasiado el ambiente, la situación puede estallar, lo que es posible que estén buscando desde hace tiempo. Si ocurre y ganan ellos, contentos; es lo que deseaban. Si pierden no importa, pues podrán pasarse mucho años llorando desde cómodos exilios; tenemos muestras sobradas de este proceder. Nosotros éramos los buenos, pero los reaccionarios aprovecharon nuestra bondad y buena fe para machacarnos.

Muestras de lo dicho sobran.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid invalida el confinamiento de la capital, impuesto por un ministro que anda más despistado que un pulpo en un garaje y el desgobierno decreta el estado de alarma. Parece ser que hay regiones en situación igual o similar a la madrileña, pero a estas no se les toca. Huele a trasfondo político.

Estos días se han lucido los morados. Nos llega la noticia de que su ministra de igualdad quiere modificar la ley para que una chica pueda abortar libremente a partir de los dieciséis años. Sin embrago para abrir una cuenta corriente debe autorizarla su tutor. Increíble, no puede abrir libremente un depósito, pero si puede asesinar a un ser humano, pues eso es un aborto.

El jefe morado, ante la petición de un juez al Tribunal Supremo para que lo investigue dice «Ni como mera hipótesis concebimos que el Supremo me impute»

El desgobierno ha salido en su defensa y una ministra ya ha advertido que todas las acusaciones “forman parte de su vida anterior”. No podíamos esperar otra cosa, aunque inocentemente confiábamos que el susodicho renunciase al privilegio de su aforamiento, porque eso es una prebenda de la casta y el es un proletario. Según la prensa el juez del caso ha denunciado ante la policía amenazas de muerte, pero seguro que son quejas infundadas.

Los delitos de los que se le acusan parece que podrían suponerle hasta catorce años de cárcel. Advertimos al desgobierno que lo vigile, para que llegado el caso no escape, pues ya demostró lo valiente que es al salir pitando de su casa de vacaciones por una pintada en una carretera a bastante distancia. De todos modos no nos hacemos ilusiones, si llegado el caso huye, nadie sabrá nada.

La muestra de decencia acaba de darla una diputada autonómica morada, que condenada a diecinueve meses de cárcel sigue sin dimitir.

Una cosa que nos alegra es que parece ser que la justicia ha desestimado las denuncias por acoso, que la pareja morada puso a los organizadores de las caceroladas ente su dacha.

Según parece el desgobierno ha ordenado a las fuerzas de seguridad que investiguen y procedan contra los responsables de colocar cincuenta mil banderas españolas en una playa. Se inunda Barcelona de lazos amarillos, y no pasa nada. “Cum fraude” recibe con todos los honores al nazi separatista que llevaba dicho emblema en el ojal y no pasa nada. Los CDR ponen dos guillotinas de cartón con fotografías del Jefe del Estado, y cabezas de cerdo a sus pies, a pocos metros de la Jefatura Superior de Policía de Barcelona, y no pasa nada. ¡Ver para creer!

Llevan tiempo exaltando a las Trece Rosas, cuyo fin lamentamos sinceramente, pero de los asesinatos de Eta no hablan en nombre de la reconciliación, aunque hay gente que hasta conoce los autores de los aún no aclarados.

Efectivamente, están calentado el ambiente, a fuego lento que es como se hacen las comidas sabrosas, si se queman no culpen a nadie, es lo que buscaron.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído