EL COLUMNISTA DE EL MUNDO VE UN OBSTÁCULO INSALVABLE EL HECHO DE QUE SÁNCHEZ SE HAYA QUEDADO CON LA POLÍTICA EXTERIOR

Torreblanca detecta la bomba de relojería que puede hacer saltar por los aires el Gobierno PSOE-Podemos

"Arancha González Laya recordó a Iglesias que la política exterior la dirigen el presidente del Gobierno y ella"

Torreblanca detecta la bomba de relojería que puede hacer saltar por los aires el Gobierno PSOE-Podemos
José Ignacio Torreblanca ve que la política exterior puede dar al traste con la relación entre Sánchez e Iglesias.

Es un perfecto conocedor de los entresijos políticos y sus reflexiones no deben caer en saco roto.

José Ignacio Torreblanca, columnista del diario El Mundo, detecta este 20 de diciembre de 2020 una auténtica bomba de relojería que puede hacer saltar por los aires el Gobierno socialcomunista.

Para el analista de Unidad Editorial no es un hecho aislado ni anecdótico que en el pleno del 16 de diciembre de 2020 en el Congreso de los Diputados el vicepresidente segundo del Ejecutivo, Pablo Iglesias, tomase las de Villadiego a cuenta de una pregunta sobre Venezuela que acabó por responder la ministra de Exteriores, pese a que estaba dirigida inicialmente al líder de Unidas Podemos.

Resalta Torreblanca que, a buen seguro, al margen de que Arancha González Laya fuera la que asumiera la tarea de responder a la cuestión, lo que menos le gustó fue la coletilla de la responsable de Exteriores:

La ministra de Exteriores respondió una pregunta sobre Venezuela dirigida por una diputada de VOX a Pablo Iglesias, recordando en su intervención que la política exterior la dirigen el presidente del Gobierno y ella. Una afirmación que, a juzgar por el gesto de Pablo Iglesias, que pese a estar sentado junto a ella plegó los bártulos y abandonó el escaño sin terminar de escuchar la intervención de la ministra, Iglesias en absoluto comparte.

Eso le ha hecho recordar al articulista de El Mundo un hecho que no es menor y que no es otro que el acuerdo de legislatura.

De hecho fue tan acelerado el pacto que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias suscribieron apenas dos días después de las elecciones del 10 de diciembre de 2019, que hubo puntos que se quedaron en el tintero o que se suponía que habían quedado meridianamente claros.

Y es que desde la bancada del PSOE era inasumible renunciar a los ministerios considerados de Estado, es decir Interior, Justicia o Defensa.

Sin embargo, nunca se llegó a poner sobre la mesa qué sucedería con los Asuntos Exteriores, aunque los socialistas entendían que esa competencia tampoco debía de ir a parar a los podemitas y pensaban que había quedado claro. Pero, vista la reacción del vicepresidente segundo, no parece que en Unidas Podemos estén por la labor de hacer seguidismo de Sánchez y ambicionan tener su propia agenda exterior.

Torreblanca no duda en afirmar que esas diferencias pueden crear un cisma de impredecibles consecuencias:

Cualquiera que conociera las enormes diferencias en materia de política exterior que separan a socialistas de Unidas Podemos sabía que esa omisión inicial iba a ser una bomba de relojería.

Y recuerda como los morados han tratado de inferir de manera constante en política exterior como pasó con la toma de posesión del nuevo presidente de Bolivia, Arce, donde Pablo Iglesias contó con un programa propio y paralelo que dejó en evidencia al monarca español, Felipe VI, y a la propia González Laya.

Y no ha sido la única vez que los de Unidas Podemos se la han liado a Pedro Sánchez en materia externa. Por ejemplo votaron en contra de la ratificación del Tratado de Adhesión de Macedonia del Norte a la Alianza Atlántica, la exigencia de Izquierda Unida a la Unión Europea para que reconociera la elección fraudulenta y plagada de violencia del dictador de Bielorrusia, Alexander Lukashenko.

O qué decir del Sáhara y de Venezuela. En ambos focos el partido de Iglesias ha provocado una desestabilización en las relaciones exteriores de España reclamando, en el primer caso, un referéndum y, en el segundo, enfrentándose con la UE, ya que entre los podemitas y Zapatero, están dando aire a Nicolás Maduro y blanqueando unas elecciones con más trampas que una película de chinos.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído