"A Borrell lo destituyó como ministro de Exteriores para satisfacer las exigencias de ERC"

Santiago González tritura a Pedro Sánchez al exponer todos sus gambazos en política exterior

"Algo va a tener que hacer el presidente con esa mantis religiosa que se ha echado de socio. No es que no le deje dormir; es que lo está devorando durante la cópula nupcial"

Santiago González tritura a Pedro Sánchez al exponer todos sus gambazos en política exterior
Santiago González y Pedro Sánchez.

Es lo malo de un Gobierno de coalición.

Cuando el socio va por su camino, acaba convirtiendo ciertas políticas en un polvorín y a fe que en esta ocasión a Pedro Sánchez se le ha ido de las manos el poder controlar los Asuntos Exteriores.

Porque por mucho que la ministra del ramo, Arancha González Laya, designada por el presidente del Gobierno, haya esgrimido el argumento de que los asuntos con otros países es una cuestión de Pedro Sánchez, lo cierto es que Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, tiene sus propios planes.

Santiago González, en su tribuna de El Mundo de este 23 de diciembre de 2020, expone todos y cada uno de los gambazos que en materia de asuntos exteriores ha perpetrado España en los últimos tiempos.

Especialmente, recuerda el columnista, hay que ‘agradecerle’ al político morado sus ‘contribuciones’ a que España sea tenida en cuenta como potencia mundial:

Aprovechó el viaje a Bolivia para la toma de posesión de Luis Arce como presidente a comienzos de noviembre para ningunear al Rey y a la ministra González Laya y firmar un manifiesto contra el golpismo de la ultraderecha junto con el boliviano Arce, el presidente argentino, Alberto Fernández, y los ex Zapatero, Tsipras y Correa.

Especialmente humillante, resalta Santi González, fue el trato de Marruecos hacia España después de que Pablo Iglesias insistiera en defender el referéndum de autodeterminación del Sáhara:

A finales de noviembre, Iglesias expresó en un tuit su exigencia de un referéndum para la autodeterminación del Sáhara, lo que no fue tomado en serio por los saharauis, pero sí lo fue por Marruecos, que ha respondido con tres gestos:

Mohamed VI decidió no recibir a Pedro Sánchez en la visita que este tenía pensada para el pasado día 17, por más que hubiera desconvidado a su vicepresidente segundo para el viaje. El Gobierno sanchista dio dos explicaciones alternativas por boca de la doctora de Cabra: que era por el Covid-19 y que era debido a problemas de agenda. El segundo fue el espaldarazo de Trump a la monarquía alauita respecto a su soberanía sobre el Sáhara occidental. El tercero fue la afirmación del primer ministro marroquí, en una entrevista de una cadena televisiva egipcia, sobre que «Ceuta y Melilla son marroquíes, como Sáhara».

Tampoco se le pasa por alto al columnista de El Mundo y colaborador de Federico Jiménez Losantos en ‘Es la Mañana de Federico’ (esRadio) el gol que los separatistas consiguieron endosarle a Pedro Sánchez al quitar a Josep Borrell como ministro de Exteriores para darle el supuesto premio de ser el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad:

Eso fue para satisfacer la exigencia de ERC para que lo destituyera como ministro de Exteriores.

Santiago González tiene claro que Pablo Iglesias está zampándose a Pedro Sánchez y el ejemplo de lo que sucede en política exterior es más que evidente:

Algo va a tener que hacer con esa mantis religiosa que se ha echado de socio. No es que no le deje dormir; es que lo está devorando durante la cópula nupcial.

El chapucero himno de España, propio de una banda de borrachos, que le tocan al Rey en Bolivia

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído