"Ha probado empíricamente que es posible conciliar el rescate del PIB con la salud de sus administrados"

Inda: «Me gusta la cara de tolai de la oposición que ya no sabe cómo descalificar el hospital de Ayuso»

"La presidenta de la Comunidad de Madrid habrá tapado un sinfín de bocas y mantenido cientos de miles de empleos"

Inda: "Me gusta la cara de tolai de la oposición que ya no sabe cómo descalificar el hospital de Ayuso"
Isabel Díaz Ayuso ha demostrado con cifras a las hordas socialcomunistas que el Hospital Zendal es más que necesario.

Es mucho más que la china en el zapato de socialistas, podemitas y sucedáneos.

Isabel Díaz Ayuso se ha convertido en la auténtica pesadilla de un Gobierno socialcomunista que, en plena tercera ola del coronavirus, ha optado por la inacción porque prioriza más los cálculos electoralistas en Cataluña.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, a la que un no tan lejano octubre de 2020 acusaba el aún ministro de Sanidad, Salvador Illa, de permanecer de brazos cruzados ante la expansión del virus y hasta se permitía el abuso institucional de imponer al territorio madrileño un estado de alarma sui géneris, ha tenido que ser la que busque e implemente medidas para frenar el desbocamiento del Covid-19.

Eduardo Inda, en su tribuna de La Razón de este 23 de enero de 2021, constata que Ayuso ha ido plantando cara a todas las trampas y obstáculos que han ido poniéndole desde La Moncloa.

Asegura el también director de Okdiario que lo que más le encanta observar es como la oposición busca fórmulas para ver cómo poder descalificar los proyectos de la presidenta madrileña y cómo esta responde con hechos y con datos. Uno de los ejemplos más claros, el hospital Enfermera Isabel Zendal:

Me encanta observar la cara de tolai de una oposición que ya no sabe qué hacer para descalificar un hospital Zendal que en tiempo récord ha dotado a Madrid de 1.000 camas que están librando de la parca a miles de personas

Inda también resalta la habilidad de la política del PP para, al mismo tiempo que se libra la batalla contra el coronavirus, no cargarse la salud económica de la región, tratando de conciliar la lucha por la vida con la apertura de los negocios:

Ha probado empíricamente que es posible conciliar el rescate del PIB con la salud de sus administrados. Igual, por cierto, que Suecia. No son cuentos, son cuentas. ¿Cómo se explica, si no, que dentro de lo malísimo Madrid registre mejores estadísticas que seis comunidades que han implementando medidas draconianas que destruyen toda actividad productiva que pillan por delante?

Los datos demuestran que es posible sostener en funcionamiento los negocios. Sometidos a unas lógicas restricciones, sí, pero dejando claro que el cierre total no es la solución.

Por ejemplo, en Extremadura, como medidas más duras, hay 1.448 contagiados por cada 100.000 habitantes. En Murcia, 1.332; en la Comunidad Valenciana, que ha impuesto cierres draconianos, 1.245; en Castilla y León, 1.215; en Castilla-La Mancha, 1.158; en La Rioja, 1.208; y en Madrid, 904.

Por ejemplo, en Baleares, con 689 y Cataluña, con 647 se ha procedido al cierre completo de todos aquellos negocios que tengan que ver con el ocio y turismo.

Inda tiene muy claro que cuando la pandemia consiga ser controlada y vencida, Madrid podrá volver rápidamente a una senda de recuperación, mientras que regiones como la catalana sufrirá un calvario para volver a ser una economía puntera dentro de España:

Madrid habrá salvado los muebles del sector servicios y Cataluña y un largo etcétera de autonomías padecerán una economía de posguerra. Y Ayuso habrá tapado un sinfín de bocas y mantenido cientos de miles de empleos. Ladran, luego cabalga.

 

Te puede interesar

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído