Rocío Monasterio fijó el voto de VOX y eso le garantiza más de 10 escaños en la Asamblea de Madrid

Alfonso Rojo: «Lo más chusco del debate del 4-M fueron los besos de Gabilondo a Iglesias»

Decepcionante el debate de los seis candidatos a las presidencia de la Comunidad de Madrid, pero eso no es una novedad, porque en España suelen decepcionar todos los debates políticos.

No han dado las cadenas de televisión y los partidos con un formato adecuado y rara es la vez en la que el asunto te engancha de verdad, ves confrontación de ideas o verdaderos ajustes de cuentas, que es lo que ansía el personal.

En el caso concreto del debate de este 21 de abril de 2021, para desgracia de Telemadrid que era la organizadora, coincidió además con un partido del Real Madrid, en el que el equipo de Florentino Pérez se jugaba contra el Cádiz seguir en la lucha por la Liga de fútbol y con una de esas trampas saduceas que monta en Telecinco el perverso Paolo Vasile: nueva entrega del culebrón Rocio carrasco.

Vistas las cifras de audiencia, está claro que los espectadores estuvieron más pendientes de la lágrima, la histeria, la telebasura y todo eso, que de la batalla política por hacerse con la capital de España y su región.

No va a cambiar muchos votos ese debate, pero hay varias cosas evidentes.

La primera es que ganó Isabel Díaz Ayuso, a pesar de no estar brillante y parecer despistada en algunas fases, porque su único objetivo era salir indemne del encuentro, cumplir el trámite y no cometer errores y todo eso lo logro con holgura.

La segunda es que el socialista Gabilondo ha quedado maltrecho, porque a su escasa habilidad televisiva y a su aburrimiento congénito, sumó la sensación de que es una marioneta de Pedro Sánchez, aunque lo niegue y para colmo poco fiable: «Lo más chusco del debate del 4-M fueron los besos de Gabilondo a Iglesias».

Dos semanas después de anunciar que no iría con el del moño a sitio alguno y que su objetivo era formar gobierno con Más Madrid y Ciudadanos, miró con ternura al de Podemos, ahuecó la voz como si estuviera en misa y dijo meloso que les restan 12 días para intentar ganar juntos los comicios autonómicos.

Edmundo Bal es un buen candidato, pero es que Ciudadanos, su partido, está a la deriva y aunque se esforzó, no logrará esos tres puntos que necesita como mínimo para llegar al 5% y tener representación en la Asamblea.

Mónica García, la ‘pistolera’ de Más Madrid, es sectaria hasta decir basta y tiene unos pelos y una dentadura inquietantes, pero a ciertos progres seguro que les gusta y algún voto debió rascar a cuenta de Pablo Iglesias, que era sin duda el que más tenía que ganar y ha sido el que peor ha salido.

Al marqués de Galapagar se le ve el truco desde hace ya tiempo. Casi seguro que Podemos salva el listón del 5%, pero no tiene ya nada que ofrecer nada, ni siquiera votantes fijos de izquierdas.

Cuando has huido de Vallecas a un chalet en Galapagar, reclamas más de 5.000 euros al mes por haber estado viendo series con el cargo de vicepresidente y te acusan las ex alumnas de intentar meterles mano cuando eras profesor en la Universidad, la cosa se pone complicada.

El 4-M ganará con mucha holgura Isabel Diaz Ayuso, acercándose incluso a ese 48% que garantiza la mayoría absoluta.

Y por si alguno anda despistado y anda analizando promesas como esa de Iglesias de pagarnos a todos las gafas y el dentista, subrayar que no el ‘dinero público’ no existe. Es el nuestro, el que nos sacan del bolsillo en forma de impuestos.

ALFONSO ROJO

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído