LA SEGUNDA DOSIS

Alfonso Rojo: «Podemos quiere secar los pantanos de Franco porque son ‘fascistas'»

Resulta complicado decidir si es algo ridículo, grotesco, estrafalario, esperpéntico o un delirio, pero no es para tomárselo a broma.

Todavía no puestas las mechas en los cartuchos de dinamita con los que esperan en breve volar la cruz del Valle de los Caídos, al alimón con Pedro Sánchez y los sectarios del PSOE, los de Podemos planean ya ‘secar’ los pantanos españoles, porque en su opinión son ‘franquistas’.

No creo que incluyan en la lista el embalse de Proserpina, situado a 4 kilómetros de Mérida, que construyeron los romanos en el siglo I antes de Cristo, pero si consuman sus desquiciados planes, van a dejar la Península Ibérica como una era.

En su Programa, en el punto 9 del epígrafe titulado ‘Horizonte Verde y Nuevo Modelo Industrial’, los podemitas proponen textualmente abandonar el “viejo modelo franquista de pantanos y obras faraónicas, que han hundido y obligado a abandonar tantos pueblos”.

Ofrecen como sustituto ‘una nueva cultura del agua’, asunto sobre el que no elaboran, limitándose a adjetivar que tendrá una gestión “inteligente, eficiente y ecológica”.

Para partirse de risa, si estos mamarrachos no estuvieran en el Gobierno de España, sosteniendo a Sánchez y no acabáramos de ver que esta tropa es capaz de aprobar bodrios como la Ley Trans, la liberticida Ley de Seguridad Nacional y un espanto digno de Orwell llamado Ley de Memoria Democrática, que, de salir adelante y dentro de unos meses, puede acabar conmigo en la cárcel, pagando multas de hasta 150.000 euros y con Periodista Digital cerrado por la censura.

En España hay más de 350 embalses con una capacidad de almacenamiento de 54.000 hectómetros cúbicos.

De todos esos pantanos, Franco inauguró unos 200.

En la línea de esa Ley de Memoria Democrática, con la que el PSOE pretende reescribir la Historia de España, ocultando su responsabilidad directa en el estallido de la Guerra Civil de 1936, sus crímenes, checas y latrocinios, además de que durante los 40 años de franquismo no hicieron oposición alguna, Podemos quiere acabar con los pantanos por tratarse de infraestructuras impulsadas y desarrolladas en época del Generalísimo Franco.

A uno se le ocurre que, para ser consecuentes, que no lo son, estos zarrapastrosos deberían exigir la eliminación de la Seguridad Social, la demolición de hospitales como La Paz, donde por cierto falleció en la cama el dictador y hasta el finde las pensiones y las vacaciones de verano.

Hay que ser muy tontos para llevar en el programa el plan de acabar con los pantanos, que, al margen del agua y el riego, generan de forma limpia y barata el 10% de la electricidad que se consume en España.

A estos tarados les parece que los pantanos son poco ‘ecológicos’ y como viven del cuento, se han colocado de ministros, directores generales, jefes de gabinete, asesores y cosas así –con sueldo garantizado a cuenta del contribuyente y todas las prebendas- ni se fijan en que el precio de la electricidad se ha disparado en España, sufrimos carencias energéticas notables y la gente ni llega a fin de mes ni puede pagar los recibos.

El plan de Podemos contra los pantanos, incluye la creación de una compañía eléctrica estatal, que gestionarían Ione Belarra, Irene Montero y Alberto Garzón, el del chuletón de vaca.

Para echar a correr.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído