"El inquilino de Moncloa es tan mentiroso, tan embustero y tan patrañero que uno ya duda de que su nombre realmente sea Pedro, que su género sea el masculino y que esté casado con Begoña Gómez"

Inda: «Los satrapillas de Sánchez y Marlaska creyeron que se convertiría en verdad repetir 1.000 veces el bulo de Malasaña»

"Mucho más peligrosas que las patrañas sanchistas son las campañas que urde e implementa cada dos por tres vía redes sociales o por periodistas y medios de cámara interpuestos"

Inda: "Los satrapillas de Sánchez y Marlaska creyeron que se convertiría en verdad repetir 1.000 veces el bulo de Malasaña"
Pedro Sánchez y Fernando Grande-Marlaska.

Dudas, muchas dudas, son las que tiene Eduardo Inda sobre Pedro Sánchez.

No es de extrañar que el columnista de La Razón exponga este 11 de septiembre de 2021 sus recelos ante todo lo que el presidente del Gobierno socialcomunista diga o haga.

Tanto ha mentido el inquilino de La Moncloa, que el también director del digital Okdiario ya hasta duda de si el líder socialista es realmente quien dice ser y si, en realidad, se llama Pedro Sánchez:

¿Se llama Pedro Sánchez nuestro presidente? ¿Nació varón o hembra? ¿Es realmente Begoña Gómez su mujer? El inquilino de Moncloa es tan mentiroso, tan embustero y tan patrañero que uno ya duda de que su nombre realmente sea Pedro, que su género sea el masculino y que esté casado con Begoña Gómez. Lo digo porque se da tanto y tan frecuentemente de tortas con la verdad que lo único cierto en él es que es nuestro primer ministro, que mide 1,90 y que robó su tesis doctoral gracias a un negro. Todo lo demás es fake.

Obviamente, ya entrando en harina, Eduardo Inda aprovecha su filípica sabatina en el rotativo dirigido por Francisco Marhuenda para sacudir la del pulpo a ‘cum fraude’ por haber comprado una mercancía averiada como la de la falsa agresión a un joven en el barrio de Malasaña.

Recuerda el columnista que Sánchez, junto con Marlaska, harían las delicias del mismísimo Goebbels por insistir e insistir hasta la saciedad con la falacia de que la derecha, especialmente VOX, instiga las agresiones homófobas para convertir en verdad lo que nunca le sucedió a ese chico en el centro de Madrid:

Para esta chusma la realidad es lo de menos. Desde el averno, el cerebro de la propaganda que llevó a Hitler al poder, el asesino Joseph Goebbels, debe estar relamiéndose de gusto al ver en acción a un alumno tan aventajado. Mucho más peligrosas que las patrañas sanchistas son las campañas que urde e implementa cada dos por tres vía redes sociales o por periodistas y medios de cámara interpuestos.

Inda recalca para quienes pretenden seguir ciegos y sordos a lo que es la realidad que en Malasaña, la tarde del 5 de septiembre de 2021, no ocurrió ninguna agresión homófoba y que Sánchez y Marlaska, a pesar de que este último ya tenía los datos que desmontaban la falsa denuncia, siguió unas horas alimentando el ataque contra el PP y contra VOX:

No hubo agresión homofóbica, la manada sólo existía en sus calenturientas mentes y Belcebú Marlaska continuó dando hilo a la cometa cuando ya sabía que el denunciante se lo había inventado. Estos satrapillas pensaban que se cumpliría el axioma de su ídolo Goebbels, «una mentira repetida mil veces acaba convirtiéndose en verdad», pero olvidaron que el refranero español es mucho más sabio: «La mentira tiene las patas muy cortas».

Te puede interesar

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído