LA SEGUNDA DOSIS

Alfonso Rojo: «El pecado mortal del PP es la ingratitud»

Vamos de calambrazo: nuevo record del precio de la electricidad en España.

Creo que han sido154 euros por megavatio hora, la cifra más alta de nuestra Historia y el socialista Sánchez y su multitudinario Gobierno siguen a oscuras.

Justo antes de empezar, he estado echando un vistazo a un documento titulado ‘Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética’, elaborado al alimón por PSOE y Podemos en abril de 2019, para proteger a los españoles más vulnerables ante cualquier alza de la luz.

El texto es tan ridículo como indignante, pero les voy a leer algunos de los consejos que estas lumbreras dan a la ciudadanía, para que hacer frente al recibo:

La primera es ‘aprovechar el calentamiento de la plancha para planchar grandes cantidades de ropa de una vez’.

La segunda, todavía más abracadabrante, dice así:

‘si tu tostadora tiene dos ranuras ponla siempre con dos tostadas’.

Hay más recomendaciones, todas aparentemente cruciales para combatir la pobreza energética y el cambio climático, como son conectar todos los equipos de música y televisión a un ‘ladrón múltiple’, porque así es más sencillo apagarlo todos.

Mi conclusión e imagino también la suya es que la tostada mental del Gobierno Sánchez y sus colegas, es de manicomio.

Son muy tontos, pero para nuestra desventura, son también muy malos.

Por suerte para ellos y desgracia para nosotros, lo que tienen enfrente tampoco es de Premio Nobel.

A quién se le ocurre, a estas alturas, con elecciones generales a dos años vista y las encuestas a favor, montar ahora una pajarraca para evitar que Isabel Díaz Ayuso pueda presidir el Partido Popular en la Comunidad de Madrid.

Pues a la dirección del PP, donde algún genio –con el respaldo de Pablo Casado y Teodoro García Egea- ha puesto en marcha la candidatura del alcalde José Luis Martínez Almeida, como alternativa.

El puesto es relevante, porque quien lo ocupa controla la organización, designa senadores, nombra compromisarios y hace listas, pero plantear una batalla en estos momentos es tan estúpido como suicida.

Primero porque es darle bazas a Sánchez y al PSOE. Segundo porque creo que, si alguien merece liderar a los populares en Madrid, es la protagonista de la gran victoria del 4-M, que sacó al centroderecha de su letargo, cambio la tendencia política y hasta salvó el culo a Pablo Casado.

Creó haberles dicho muchas veces que el pecado mortal del PP es la ingratitud.

Lo lleva en los genes.

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído