LAS OCURRENCIAS DE LA MONCLOA

El caradura Pedro Sánchez culpa ahora al exministro Campo de los indultos a los golpistas catalanes

El líder socialista responsabiliza exclusivamente al antiguo titular de Justicia del enjuague de su Gobierno, del que es el máximo responsable

El caradura Pedro Sánchez culpa ahora al exministro Campo de los indultos a los golpistas catalanes
Pedro Sánchez (PSOE) y Juan Carlos Campo. PD

Pocas frases vienen hoy más al pelo que el famoso ‘Vae victis’, pronunciado por el jefe galo Breno, que había sitiado y vencido a la ciudad de Roma, en el 390 a. C.

Según el historiador Tito Livio, tras su victoria, Breno accedió a negociar su retirada de la ciudad mediante un rescate convenido por ambos bandos.

Dicho rescate consistiría en un botín de mil libras romanas en oro, algo más de 300 kilos.

Cuando los romanos percibieron que los galos habían amañado la balanza, protestaron indignados ante Breno, quien se limitó a arrojar su espada para añadirla al peso de la balanza mientras decía «Væ victis!».

La cita, que sobrevive hasta nuestros días para subrayar la habitual impotencia del vencido, hace días que resuena como una maldición en los oídos del defenestrado Abalos, viendo como se filtran sus juergas y tropelías desde La Moncloa y ha empezado a retumbar en la orejas del también exministro Juan Carlos Campo

Porque según el caradura Pedro Sánchez, la ignominia del indulto a los golpistas catalanes no fue cosa suya, sino del exministro de Justicia.

Esta es la respuesta del Gobierno PPSOE-Podemos cuando, a través de Transparencia, se ve en la obligación de responder sobre los informes que manejó para ceder a las demandas de sus socios y poner en libertad a los golpistas de la Generalitat catalana.

«En La Moncloa no existe ninguna información acreditativa de la necesidad, oportunidad o conveniencia de la concesión de los indultos».

Fin de la cita.

Pese a proclamar el fin del tiempo del castigo y el comienzo del tiempo de la concordia, licencia lírica para excarcelar a los líderes independentistas, el socialista Sánchez despliega un cordón de seguridad a su alrededor y responsabiliza exclusivamente a Campo del enjuague de su Gobierno, del que es el máximo responsable. Por ley.

Si Sánchez no tiene información sobre la excarcelación de los golpistas, España tiene un serio problema.

Si la tiene, miente. Y si miente es porque le avergüenza.

Como a muchos españoles.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído