"¿Aceptará Podemos diluirse en unas listas en las que su marca sea una más entre muchas?"

Vicente Vallés atemoriza a Podemos mostrándole el negro futuro que se le avecina

"Llegados a la mitad de la legislatura, y sin que sepamos todavía cuál es la voluntad de Pedro Sánchez sobre si agotar su mandato o adelantar las elecciones, Podemos se encuentra ya ante una incómoda situación"

Vicente Vallés atemoriza a Podemos mostrándole el negro futuro que se le avecina
Vicente Vallés y las tres ministras podemitas: Belarra, Montero y Díaz.

La estrategia de la fracasada moción de censura en Murcia aún puede resultarle exitosa a Pedro Sánchez.

No consiguió el poder autonómico en esa región, pero sí que puede acabar con la liquidación de Unidas Podemos como enemigo electoral del PSOE, por muy socios que sean ahora en el Gobierno.

Vicente Vallés, este 17 de noviembre de 2021 en La Razón, detalla el efecto dominó de como una decisión en el ámbito de Moncloa o de Ferraz ha terminado por poner entre la espada y la pared a la formación fundada por Pablo Iglesias:

El pasado mes de marzo, alguna mente pretendidamente brillante en el entorno de Ferraz-Moncloa pensó que una moción de censura en Murcia para arrebatar la comunidad al PP era una idea esplendorosa. La operación terminó con el PP todavía gobernando en Murcia, con el abrupto adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, con la victoria por aplastamiento de Isabel Díaz Ayuso, con la retirada de la política del fundador de Podemos y con una drástica crisis en el gobierno de Pedro Sánchez.

Recuerda que fue justo la marcha de Iglesias del gabinete sanchista para darse la gran torta electoral en Madrid lo que provocó la subida de Yolanda Díaz que, pese a estar bajo el paraguas de las siglas moradas, no milita en las mismas:

También provocó que Yolanda Díaz fuera elevada a la categoría de líder latente de la izquierda populista. Y eso ha dejado a Podemos y a sus dirigentes en una extraña situación. Están en el Gobierno, pero quien lidera su espacio político resulta ser alguien que no milita en el partido y que no transita por los caminos trazados por la organización morada, aunque sea difícil saber en este momento qué caminos son esos y, ni siquiera, si están trazados.

Apunta que a Unidas Podemos se le presenta una situación fantasmagórica ya que, por lógica, debería de respaldar como candidata electoral a una Díaz que intenta al mismo tiempo alejarse de lo que es el partido morado:

Llegados a la mitad de la legislatura, y sin que sepamos todavía cuál es la voluntad de Pedro Sánchez sobre si agotar su mandato o adelantar las elecciones, Podemos se encuentra ya ante una incómoda situación. Se supone que, por decisión de su retirado fundador, el partido deberá apoyar la –todavía no confirmada– candidatura de Yolanda Díaz. Y eso será, a pesar de que Díaz se aparta todo lo que puede de la sombra de Podemos.

Vallés se hace la gran pregunta, si Podemos, en aras de un mejor resultado electoral, aceptaría diluir su marca en la lista electoral que ya pergeña su ministra de Trabajo:

Al mismo tiempo, el PSOE trata de fagocitar a su socio de Gobierno, porque será su rival por la izquierda en las elecciones. Cuanto más baje Podemos, más factible será que suba el PSOE, y viceversa. Este mecanismo de vasos comunicantes ya funcionaba en los tiempos en que la extrema izquierda se presentaba bajo la denominación de PCE. Después fue Izquierda Unida, controlada por el PCE. Ahora lo hace como Unidas Podemos, con el PCE dentro. Y con Yolanda Díaz, militante del PCE y no de Podemos, se da por seguro que habrá una nueva denominación para ese mismo espacio político. ¿Aceptará Podemos diluirse en unas listas en las que su marca sea una más entre muchas?

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído