La mente nos engaña y manipula continuamente

“Hasta más allá del hielo y el fuego”

El entender la vida actual como una pequeña parte de nuestra existencia real, lo cambia todo

“Hasta más allá del hielo y el fuego”

Hay quien desde los albores de su vejez contempla a los jóvenes con envidia mal disimulada, cosa que –francamente-  no entiendo.

A un servidor, desde la perspectiva que tan sólo las canas dan, lo que me inspira la observación de la juventud es una profunda compasión. Así, siempre que alguien pregunta si me gustaría volver a tener veinte años, respondo: – “¿Y tener que volver a pasar por todo lo que he pasado? No, gracias”.

Hay quien dice que sí que le gustaría volver a ser joven, pero sabiendo lo que sabe ahora… ¡Pues un servidor, ni con esas! De hecho, precisamente por saber lo que sé ahora, y más aún tras haber leído el catecismo de la Agenda 2030 by Sánchez, no deseo volver a repetir curso ni harto de vino.

La mente nos engaña y manipula continuamente, haciendo -entre otras cosas- que recordemos todo lo bueno que nos ha sucedido en esta vida y, al tiempo, “olvidemos” las ruedas de molino con las que hemos tenido que comulgar. Todo una bendición, pero que no cambia un ápice, la cruda realidad de lo vivido.

Supongo que habrá quien pueda presumir de haber vivido un día perfecto en su vida; esos días maravillosos en los que todo comienza bien y termina bien… ¿Pero cuántos han sido realmente? ¿Cinco…? ¿Diez…?

Con el paso del tiempo he logrado alcanzar un razonable estado de felicidad, y no porque las cosas funcionen mejor, que no funcionan, sino porque mi acercamiento a Dios, durante estos últimos años, me ha proporcionado una felicidad y una paz que jamás había tenido.

Y no es que Dios me evite los problemas, aunque también, sino porque me da la fuerza y serenidad necesaria para afrontarlos; y eso sí que es una bendición.

El entender la vida actual como una pequeña parte de nuestra existencia real, lo cambia todo. Porque de no ser así, y si esta vida es todo lo que hay, la verdad es que para tal viaje no hacían falta tales alforjas de dolor… de amor… de esperanza y sueños… de hambre y sed de justicia. De hambre de Dios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Gil-Terrón Puchades

Antonio Gil-Terrón Puchades (Valencia 1954), poeta, articulista, y ensayista. En la década de los 90 fue columnista de opinión del diario LEVANTE, el periódico LAS PROVINCIAS, y crítico literario de la revista NIGHT. En 1994 le fue concedido el 1º Premio Nacional de Prensa Escrita “Círculo Ahumada”. Ha sido presidente durante más de diez años de la emisora “Inter Valencia Radio 97.7 FM”, y del grupo multimedia de la revista Economía 3. Tiene publicados ocho libros, y ha colaborado en seis. Actualmente escribe en Periodista Digital.

Lo más leído