Al margen.- Lo malo también acaba.

MADRID, 26 (OTR/PRESS)

No sólo lo bueno se acaba; también lo malo, aunque tarda, por lo común, bastante más en acabarse. Se acaba ETA. Por pura consunción, por puro hartazgo. No mata desde hace algún tiempo, y por eso el documento de los presos de la banda, que técnicamente anuncia su final irreversible, apenas merece un espacio menor en las portadas de los periódicos y en los noticiarios. Los que ya tenemos una edad, y nos hemos desayunado cientos de veces con el estrago, la bomba-lapa, el tiro en la nuca, la extorsión y el secuestro, sabemos de la importancia, de la trascendencia, de este adiós a las armas. Faltan los flecos, los detalles, la necesaria asimilación y que Rajoy, si finalmente llega a donde tanto ha pugnado por llegar, no se deje abducir por Mayor Oreja y culmine y consolide el viaje a la paz. Si lo intentó Aznar, mucho más bruto, no hay razón para que Rajoy se ponga a hacer pipí fuera del tiesto y lo fastidie todo.

Lo malo, aunque parezca mentira por lo que dura y por lo que duele, también se acaba. A cien años no llega, dice el proverbio, pero esto de las corridas de toros lleva un poco más. Sin embargo, cuando menos en Catalunya, también se han acabado. Un escrúpulo moral no le permite a uno celebrarlo tan a lo grande como quisiera, pues ha mediado una prohibición, bien que emanada del Parlament que representa al pueblo catalán. No agradan las prohibiciones, esas cimitarras que siempre cercenan alguna libertad, pero supongo que si no se prohíbe de una vez por todas esa salvajada que los partidarios confunden con el Arte por la cosa de la ignorancia y de la emoción, se seguiría torturando y matando públicamente animales para, y esto es lo delirante y lo perverso, el disfrute y el divertimento del espectador.

Lo malo también se acaba, aunque, probablemente, por una sola razón: porque todo se acaba. Si hubiera algo imperecedero, eso sería, sin duda alguna, el mal, siquiera en los predios de la familia humana, que hay que ver qué familia. Pero se acaba ETA. Y las corridas de toros en Catalunya. Olé.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído