La repatriación del cura infectado de ébola en Liberia ha desatado una estúpida polémica en las redes sociales

«Idiotas» y «frivolones»: Salvador Sostres da para el pelo a los críticos con el rescate del padre Pajares

Protestas de una parte de la izquierda pero también en las columnas de papel de los periódicos nacionales

"Idiotas" y "frivolones": Salvador Sostres da para el pelo a los críticos con el rescate del padre Pajares
Miguel Pajares tiene el virus del Ébola

Las protestas de una parte de la izquierda por la repatriación del padre Pajares -que ya se encuentra en el Hospital Carlos III- han caldeado las redes sociales -donde abundan los tontos de libro-, pero también las columnas de opinión de la prensa escrita.

Y, de todas, se lleva la palma la que firma este jueves, 7 de agosto de 2014, en El Mundo el siempre polémico Salvador Sostres.

Sostres no deja títere con cabeza en defensa de la Iglesia, de sus misiones y del «héroe» Miguel Pajares frente a una «vulgar oenegé» de las que proliferan.

«¿Cómo se puede comparar a un cura con un indignado?», comienza por preguntarse el periodista, para después afirmar tajante: «La gran y única oenegé fiable es la Iglesia y lo demás son frivolones y desahuciados que se aprovechan de nuestro dinero para ir a encontrarse a ellos mismos al fin del mundo. Hay más desequilibrio que ganas de ayudar en estos pájaros de la chancla».

Frente a la bilis de Shangay Lily y compañía contra la Iglesia, Sostres asegura que los únicos que tienen «credibilidad» en el Tercer Mundo son curas y monjas, «amorosos y abnegados».

«La Iglesia ha mandado siempre a sus mejores hijos a las misiones. Todos somos el cura contagiado. Por caro que resulte su regreso a casa, es mucho más valioso lo que el hombre ha hecho permaneciendo en África, y lo que la Iglesia hace por España concretamente, y en general por la Humanidad cada día del año».

Y remata:

«Hay diferencias, y hay clases. No es lo mismo tener que pagar el rescate de dos idiotas que quieren que carguemos con el precio de su inconsistencia -en alusión a los dos cooperantes catalanes secuestrados en Mauritania-, que mostrar agradecimiento por los que sostienen el equilibrio del planeta con sus manos (…). Hay que decir basta a tanto pedante que quiere sentirse bien a costa de la miseria ajena, y que todo lo arrasa a su paso. Eso cuando no es un ladrón directamente, claro».

Mientras continúa la polémica, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, compareció en rueda de prensa para explica que el religioso se mantiene «estable» y sin hemorragias mientras que la monja Juliana Bohi, también evacuad, presenta «buen estado de salud» aunque tiene signos de fiebre tifoideas.

Asimismo argumentó que se tomó la decisión de ingresar a ambos en el Hospital Carlos III y no a La Paz para reducir cualquier riesgo de «alarma social» en un centro como este último, con «mucho tránsito» de pacientes y cerca de 1.000 ingresos.

El misionero será tratado por un equipo médico formado por intensivistas, que tendrán apoyo de microbiólogos y expertos en enfermedades tropicales.

Así, serán dos facultativos, cuatro enfermeros y dos auxiliares de enfermería por turno, que se ajustarán al protocolo de atención dado que accederán con equipo de aislamiento a las dos habitaciones con presión negativa, a la que sólo se puede acceder mediante una esclusa, tal y como detalló el jefe de Medicina Intensiva de la Paz, Aberlado García de Lorenzo.

El gerente del SUMMA, Pedro Martínez Tenorio, remarcó que este virus no tiene ningún riesgo de contagio si se toman las medidas que evitan contacto directo.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído