ANÁLISIS

La Tele de Pedro y Pablo, que pagamos todos, contra el Rey de todos

La Tele de Pedro y Pablo, que pagamos todos, contra el Rey de todos
La RTVE de Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. EP

Todo lo que toca el Gobierno de Pedro Sánchez acaba convertido en fake. Pretendían pergeñar una BBC a la española, pero la limitación de talento sólo les ha dado para hacer del sectarismo su modo de gestión (El vergonzoso vídeo de la soviética TVE burlándose de la princesa Leonor).

Ahora resulta que la Televisión de todos ataca al Rey de todos. En eso han convertido PSOE y Podemos el Ente público que prometían «renovar» (Las hijas de Fernando Ónega claman contra Franco desde Mediaset y TVE ‘olvidando’ el pasado franquista de su padre).

Ridiculizar a la princesa Leonor, heredera a la Corona, es atacar también a Felipe VI, el representante más sólido que tiene nuestro país en estos tiempos de tensión social en Cataluña y deriva gubernamental generalizada (Los Presupuestos de Pedro y Pablo son como su nueva RTVE: una mierda).

¿Se imaginan a la televisión pública británica burlándose de un modo tan burdo de su Familia Real? Sería inconcebible por más sentido del humor y flema británica que tengan (Malas audiencias pero con los bolsillos llenos: ¿cuánto nos cuesta mantener a ‘El Lechero’ Fortes en TVE?).

El respeto a ciertos símbolos denota la categoría cívica de un país (Los nuevos tiempos de la soviética TVE: Echenique insulta de gravedad a Inda y ‘El Lechero’ Fortes le ríe la macarrada).

Especialmente cuando hablamos de la primera lectura institucional de una niña de 13 años y en un evento tan importante como la conmemoración de los 40 años de nuestra Carta Magna.

RTVE tiene que ser intachable tanto por la necesidad de que sea un servicio público como por el hecho insoslayable de que está pagado con el dinero de los contribuyentes ¿Qué imagen damos al exterior si la propia Televisión pública se ríe de sus principales representantes? El jefe del Estado ha hecho de la ejemplaridad su modo de estar en la vida pública y privada. Por lo tanto, su figura merece el mayor de los respetos.

Algo que es extensible a su hija, quien está llamada en el futuro a ser la máxima representante de la Monarquía Parlamentaria que nos articula y que ha propiciado el periodo de paz y prosperidad más fructífero de nuestra historia.

La ocurrencia del canal de contenidos digitales de RTVE, Playz, no tiene disculpa por más que Rosa María Mateo lo haga a posteriori.

La administradora única de Radio Televisión Española no debería disculparse, sino trabajar para que este tipo de cosas no ocurra. Sin embargo, no es la primera vez que sucede algo como esto.

De hecho, la actitud de algunos de sus profesionales es inadmisible.

Por ejemplo, el caso del presentador Xabier Fortes, que reivindicó la bandera de la República en redes sociales cuando estaba encargado de retransmitir los actos de la Fiesta Nacional.

Atacar a la futura heredera de la Corona es atacar la imagen de España. Si no son conscientes de esto en la nueva RTVE, sería mejor que echaran el cierre antes que seguir haciendo el ridículo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído