Trabajadores y pensionistas declaran 7.200 euros más de media que los pequeños empresarios, según Gestha

Los trabajadores y pensionistas declaran anualmente a la Hacienda Pública una media de 7.200 euros más que los profesionales y los pequeños y medianos empresarios, y alrededor de 7.600 euros más si se compara con los ingresos de los microempresarios (albañiles, fontaneros, etcétera).

Así consta en la II edición del Informe de la Lucha Contra el Fraude Fiscal en la Agencia Tributaria, elaborado por los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) a partir de la última estadística del IRPF-2008, declarado en junio de 2009.

El estudio «evidencia claras diferencias entre las rentas netas declaradas por trabajadores y empresarios». Muestra que los asalariados y pensionistas declararon el pasado año 19.288 euros de media, lo que supone un 59,5% más que los pequeños y medianos empresarios y los profesionales liberales, que tributan en estimación directa. De hecho, estos últimos se reconocieron como «mileuristas» al declarar unos rendimientos medios de 12.089 euros.

Asimismo, los ingresos declarados por los microempresarios en módulos -es decir, aquéllos que facturan menos de 450.000 euros anuales- se movieron también en el umbral del «mileurismo», situándose en una media anual de 11.567 euros, es decir, un 66% menos que los trabajadores y jubilados que, «paradójicamente», parecen obtener más rendimiento de su actividad laboral que los propios empresarios.

FRAUDE

Según Gestha, el sentido común «hace saltar las alarmas» a la hora de analizar estas cifras, ya que, comparando los ingresos declarados por empresarios y trabajadores, resultaría a primera vista «mucho más rentable» ser trabajador o pensionista antes que notario, arquitecto, abogado o médico, por citar algunos ejemplos ilustrativos.

Además, si se comparan las estadísticas del IRPF correspondientes a 2008 con las de 1993, se observa que el diferencial entre las rentas declaradas por ambos colectivos se ha ido agrandando en estos últimos 15 años, hasta el punto de multiplicarse por cinco.

En opinión de los Técnicos del Ministerio de Hacienda, la explicación a este comportamiento tan dispar entre los ingresos declarados por trabajadores y empresarios (bien sea por estimación directa o por módulos) reside en los altos niveles de fraude fiscal que viene arrastrando España en estos últimos años, donde la bolsa de dinero negro crece ininterrumpidamente.

Por ello, Gestha propone que el Ministerio de Economía y Hacienda y la Agencia Tributaria dirijan sus investigaciones de lo más fácil -los declarantes, pymes y autónomos- hacia las grandes fortunas y el control de las subvenciones y del gasto público.

En este sentido, aboga por la elaboración de estudios plurianuales de economía sumergida desagregados por territorios, sectores e impuestos, para calibrar con mayor precisión dónde, quién y cómo se produce el fraude existente.

Asimismo, propone aumentar la responsabilidad de los técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda con la creación de un Cuerpo Superior (CSTH) que autorice a los más de 8.000 técnicos a investigar las grandes bolsas de fraude.

LAS MAYORES DIFERENCIAS, EN MADRID

Por comunidades autónomas, los datos de Gestha muestran que las mayores diferencias entre las rentas declaradas por asalariados/pensionistas y los profesionales y empresarios en estimación directa se localizan en la Comunidad de Madrid (9.788 euros), Asturias (8.912), Galicia (7.702), Cataluña (7.554), Cantabria (7.285), Castilla-La Mancha (7.086 euros), Andalucía (6.764 euros), Castilla y León (6.265 euros) y Baleares (6.222 euros).

Por el contrario, las regiones donde estas diferencias son menos acentuadas son La Rioja (3.871 euros), Aragón (4.096 euros), Canarias (4.469 euros), Extremadura (4.909 euros), Comunidad Valenciana (4.972 euros) y Murcia (5.240 euros).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído