A vueltas con España.- Malos datos y malas perspectivas

MADRID, 31 (OTR/PRESS)

En España ya hay 4.645.000 parados, el 20,09% de la población activa, el doble que en Europa. Lo que no hay son expectativas de creación de empleo neto. No se trata de solemnizar lo obvio, diciendo que estamos ante un problema muy grave, pero tampoco de eludir la situación, que es decepcionante para todos y desesperante para quienes la sufren directamente o en sus familias.

Lo que viene, al menos a corto plazo, no será mejor que lo que hay. De hecho, en materia de empleo no hay previsiones positivas de ningún servicio de estudios, ya sea oficial o privado. El problema es económico: sin incrementar la actividad es imposible crear puestos de trabajo estables. El Gobierno, como es sabido, se ha visto obligado a realizar importantes ajustes, sin apenas margen para las medidas de acompañamiento, y esto pesa como una losa sobre la economía, que a falta de estímulos públicos tampoco tiene vigor para relanzarse desde la esfera privada. Sin duda, algo pasará -dentro y fuera de España- y las cosas se encauzarán, sobre todo cuando las cuentas del Estado estén saneadas y los bancos y cajas empiecen a restablecer el crédito, pero para eso antes habrá que cerrar la importante reforma financiera que está produciéndose. La cosa puede ir para largo.

Para los trabajadores y los sindicatos es evidente que no se avecinan buenos tiempos. Tras la reforma laboral aprobada no hay que descartar que se sumen medidas todavía más duras empresa a empresa, quizás al margen de los convenios generales. Es una opción que depende del Gobierno pero que planea sobre el ambiente. Si se abre la mano no afectará a los 18,5 millones de ocupados que quedan en España, aunque sí a muchos de ellos.

Para los parados, las expectativas también son negativas, ya que el poco empleo que se crea es a tiempo parcial, de escasa calidad, como subrayan los sindicatos en su análisis de los datos de la Encuesta de Población Activa. El presidente Zapatero insiste en que lo que más separa a España de los países más avanzados de Europa es el mercado de trabajo, pero con ello no resuelve mucho, ya que el problema no es solo de reforma laboral.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído