Ley Sinde. Zaplana insta a la industria cultural a hacer de Internet su «ámbito central» de negocio

El ex ministro de Trabajo y actual directivo de Telefónica Eduardo Zaplana comentó hoy que el debate sobre la piratería en Internet debería orientarse por el lado industrial y no por el cultural, pues ésa es la realidad de la Red, y que las industrias culturales deben hacer de ésta el «ámbito central» de su negocio para no quedarse «atrás».

En una mesa redonda titulada «La libertad en la era de Internet» y organizada por la Fundación FAES, Zaplana reconoció que «no hay nada más liberal que garantizar el derecho a la propiedad, también la intelectual», pero objetó que «es un error hacer de este tema el eje de todos los debates», porque se «está perdiendo el tiempo» con una «cuestión menor».

A su juicio, en el debate sobre la llamada ley Sinde «las cosas no se han planteado bien desde el origen», puesto que «debería ser una normativa específica» la que regulara los derechos de autor en la Red y no una disposición final de la Ley de Economía Sostenible, orientándola además por el lado industrial más que por el cultural.

En otro orden de cosas, el ex ministro de Trabajo se mostró confiado en que los proveedores de conexión a Internet y los creadores de contenidos acaben llegando a acuerdos sobre la rentabilidad de ambas esferas, aunque concretó una sugerencia: que los primeros reciban también parte de los beneficios generados por los segundos.

A su vez, el ex secretario de Estado de Telecomunicaciones, Carlos López Blanco, aceptó como «normal» que el Derecho y la regulación siempre vayan por detrás de los cambios sociales, pero puntualizó que «el problema es cuando va demasiado por detrás». A este respecto, constató que la regulación jurídica vigente está planteada para un sistema económico en el que los activos eran físicos, no meramente virtuales, y ahora ya «hay sectores enteros de la economía que no se entienden sin Internet, y sólo estamos empezando».

En la mesa también intervino la ex ministra de Educación y actual eurodiputada del PP Pilar del Castillo, quien definió Internet como un «nuevo mundo» que hemos descubierto dentro del planeta y que, como todo nuevo mundo, tiene grandes oportunidades pero también grandes riesgos.

Por último, el portavoz del PP en la Comisión de Ciencia del Congreso, Gabriel Elorriaga, puso el acento en que Internet supone una paradoja y un problema clásico para un liberal: la necesidad de regular para hacer posible la libre competencia. Mucho más, advirtió, cuando la regulación de Internet es un aspecto crucial para evitar la pérdida de posiciones que está sufriendo la UE en materia de innovación, cada vez más alejada de EEUU y Japón y con China y la India cada vez más cerca.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído