Zapatero con la CEOE y Rajoy con las Pymes.

MADRID, 26 (OTR/PRESS)

Está muy bien que el presidente del Gobierno y el líder de la oposición escuchen a los agentes sociales. En este caso a los empresarios grandes y pequeños que deben crear empleo, ya que el paro es el principal y más sangrante problema económico de este país.

La cita ayer en Moncloa de Zapatero con los responsables de las grandes empresas incluido, esta vez sí, el presidente de la CEOE Juan Rosell, trataba de implicarles en el recién estrenado «Pacto del Euro», firmado con los socios comunitarios, que compromete obligaciones presupuestarias y la oferta de hacer aflorar empleo sumergido.

No suelen ser estas grandes compañías las que contratan trabajadores sin darles de alta en la Seguridad Social, pero sí pueden incrementar la vigilancia sobre las subcontratas que realizan.

En cualquier caso, las cifras de la economía sumergida son de tal calibre que Zapatero ya adelantó hace unos días la posibilidad de ofrecer «incentivos» hasta el 2012 que hagan aflorar todo el trabajo que se cobra en negro y todos los empleos que no aparecen por ningún lado, aunque sí en las listas de parados del INEM.

El otro gran argumento a debatir con los empresarios son las reformas necesarias para controlar por ley el gasto del Estado vinculándolo al crecimiento del PIB. Ninguna de las dos medidas gustó nada a los dirigentes sindicales que se reunieron con Zapatero en Moncloa poco antes de que este volara a Bruselas a la cumbre europea.

Rajoy, por su parte, metido de lleno en la precampaña de las municipales y autonómicas, que para él son mucho más que un ensayo de las generales, se reunirá el lunes en la sede de su partido con los dueños de más de cien pequeñas empresas, a quienes ofrece bajadas de impuestos y todo tipo de facilidades para llevar adelante sus ideas y sus proyectos.

Curiosamente, e igual que ocurriera con la ambigua postura del PP ante la huelga general, en la que llegaron incluso a coquetear con la imagen de «partido de los trabajadores», ahora Rajoy lanza el mensaje de que el atiende a los emprendedores mientras que Zapatero se reúne con los ricos.

Defienden en el PP, con ardor, que son las Pymes las que crean el ochenta por ciento del empleo en España y a ellas van dirigidas todas las iniciativas para mejorar el acceso al crédito y las rebajas fiscales. El dirigente popular sabe perfectamente que este es un buen semillero de votos para su partido; un sector que ha padecido con especial crudeza los envites de la crisis. Por eso ni se menciona como tema a tratar en el encuentro que es también el sector empresarial donde más se prodiga el empleo sumergido. Eso que lo arreglen otros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído