Paro y economía sumergida.

MADRID, 29 (OTR/PRESS)

Con la tasa de paro más alta desde 1997, nada menos que el 21,29 por ciento, comenzar la batalla contra la economía sumergida es seguramente -ciertamente- un deber, pero a la vez puede ser también un riesgo para la supervivencia diaria de muchos de esos casi cinco millones de ciudadanos parados. Porque este clima de paz social con estos datos oficiales, no puede mantenerse sin una vía de escape que alivie tensión semejante.

Y aquí parece que hay dos factores fundamentales: por una parte la ya tantas veces mencionada cohesión familiar y por otra, me temo, el discreto funcionamiento de la economía sumergida que es tan insolidaria y tan injusta como realmente parece pero que puede resultar tan salvadora en ocasiones como tantas veces se ha demostrado en el devenir económico de Italia. Ya sé que no es un ejemplo a seguir, pero mientras llueve tanto como está lloviendo, quizás no sea la mejor receta perseguir las gabardinas que esconden las vergüenzas. Y la inflación subiendo.

Que conste que esto no puede ser un alegato que invite a hacer la vista gorda frente a ese ejemplo de insolidaridad que es la economía sumergida. Pero los hechos son los hechos y sin ninguna cifra que me avale, estoy seguro de que no pocos parados viven, mal que bien, de lo que va saliendo. Otra cosa es convertir este tipo de «negocio» en una práctica habitual por empresarios o trabajadores, cosa, naturalmente reprobable y perseguible.

Pero lo que aun está por ver es cómo se puede hacer. Porque tal vez no sea tan sencillo como parece seguir el rastro de los no «ivas» a pequeña escala y/o castigar los grandes fraudes como realmente se merecen. Y lo que sería de verdad importante es que las administraciones predicaran con el ejemplo pagando, por ejemplo, en tiempo legal y limpiando de corruptos sus filas en lugar de enfrentarse en la vergonzosa competición de que yo tengo menos que tú.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído