A vueltas con España.- Un futuro hipotecado.

MADRID, 27 (OTR/PRESS)

Con independencia de esta crisis de origen financiero, que se supone coyuntural por mucho que esté durando, lo cierto es que el sector público español, en consecuencia su Estado del bienestar, no tiene la dimensión de otros países desarrollados, por lo que con el nuevo corsé constitucional del déficit público puede ralentizar su desarrollo social. En otras palabras, no hay ninguna empresa que vaya bien solo ajustando los gastos. Las grandes empresas, como los grandes países, van bien cuando generan riqueza y no dilapidan sus recursos.

Los mercados financieros suelen apuntar a lo más fácil cuando presionan a un país endeudado como España y por esa misma razón exigen control del gasto, de modo que puedan recuperar sus préstamos. Pero dicho eso, que es mera coyuntura, lo que siempre atrae a un inversor a medio y largo plazo es la capacidad de crecimiento de un país. Por tanto, vamos a ver muy pronto que los mercados depositarán su confianza en países con capacidad de aumentar su producto interior bruto y de generar empleo.

A este paso, a España le costará estar en el grupo de países desarrollados con capacidad de crecimiento y bienestar social. El hecho de que la administración central y las comunidades autónomas asuman un déficit estructural no superior a los topes establecidos por la Unión Europea tendrá consecuencias económicas pero también sociales y este país no es Alemania, que al igual que otros pueblos del norte de la Unión Europea parten de unas premisas de economía pública mucho más avanzadas. El tamaño del sector público español sigue siendo bajo en términos relativos, por mucho que algunos se empeñen en insinuar lo contrario, manipulando la realidad. Son los mismos que sitúan el foco de la deuda española en el sector público cuando el alto precio que está pagando España es por su disparatada deuda privada, acumulada por bancos, cajas, empresas y familias. Son los mismos, en definitiva, que constitucionalizan el fin de la política socialdemócrata para mayor gloria de la política neoliberal.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído