Empleo, el ejemplo catalán.

MADRID, 10 (OTR/PRESS)

«¿Va usted a reducir las prestaciones del paro? Yo creo que usted lo va a hacer». Lo dijo Almunia en el debate de candidatos y es, sin duda, una de las preguntas estrella. Aunque hubo ofertas de pacto entre los dos grandes partidos, este tema creo que no entró en el catálogo y, sin embargo, es el más importante. Y también de los que se presta a mayor demagogia, sobre todo si quien lo plantea sabe que tiene escasas o nulas posibilidades de gobernar, por lo que puede disparar sin miedo a que le rebote la bala. Alguien desde la izquierda ha escrito que nunca se habían perdido derechos sociales a la velocidad que se han perdido con Rodríguez Zapatero y que sus continuadores dicen ahora que hay otros caminos para salir de la crisis, pero no explican porqué ellos no los tomaron mientras mandaban. Hablan de privatizaciones encubiertas y ellos mismos aplican esos sistemas de gestión privada de lo público, porque casi siempre es más efectivo, más útil y mejor para los ciudadanos.

Pero hay salidas, claro que las hay si hay generosidad y altura de miras entre los protagonistas. Los políticos deberían mirar a Cataluña, no para nuevas disputas sino para soluciones. Ha pasado casi desapercibido que Fomento del Trabajo, la patronal catalana, Comisiones y UGT han firmado en Cataluña, en vísperas de la campaña electoral, un acuerdo 2011-2014 que por primera vez vincula salarios a productividad, que desliga las subidas salariales de la variación del IPC, que prevé la flexibilidad negociada en los convenios colectivos para adaptarse a las diferentes realidades, sectores y empresas o que incorpora, también por primera vez, la lucha activa contra el absentismo «por los perjuicios en gastos directos e indirectos», y aspectos interesantes como remuneración por objetivos, movilidad y modificación de condiciones de trabajo, o potenciación del tribunal laboral, entre otras muchas cosas. ¿Si ha sido posible en Cataluña, porqué no en el resto de España? ¿Qué diferencias hay, qué intereses, que asuntos oscuros han impedido hasta ahora un acuerdo entre patronal y sindicatos -los mismos protagonistas- para España? En principio, tres años de tranquilidad para Cataluña, un marco estable de relaciones laborales, búsqueda de la productividad y la competitividad, que son nuestro flanco más débil a la hora de compararnos con cualquier país europeo o de la OCDE.

La noticia ha pasado casi desapercibida para la mayoría y es una de las verdaderamente importantes de los últimos meses. Dejémonos de debates que no sirven para debatir, de mítines para convencer a los ya convencidos, de grabaciones de televisión amañadas por los partidos, de demagogias sobre el falso debate público-privado. Si se pueden hacer acuerdos como los que han firmado Fomento, UGT y Comisiones, ¿por qué no los hacemos ya a nivel nacional sin esperar a las elecciones y a que se hunda más este país?

francisco.muro@planalfa.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído