PSOE avisa de que si Arenas gobernara en Andalucía «subiría los impuestos» en coherencia con Rajoy

El portavoz del PSOE en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, se ha mostrado convencido de que si el presidente del PP-A y candidato ‘popular’ a la Presidencia de la Junta, Javier Arenas, llegara a gobernar en la comunidad autónoma «subiría los impuestos» en coherencia con «el impuestazo» aprobado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

En declaraciones a los periodistas en Huelva, donde ha visitado este viernes el Centro de Día de Personas Mayores Juan Ramón Jiménez de la capital, Jiménez ha asegurado que «le preocupa» que Arenas «dijera que iba a rebajar los impuestos en Andalucía» y posteriormente apuntara que «sólo iba a tocar el impuesto de sucesión», lo que evidenciaría que «no va a haber ninguna rebaja».

Asimismo, el portavoz socialista ha indicado que en los primeros 30 días del nuevo Gobierno se ha puesto de manifiesto que la clase media y trabajadora se ha convertido en «una diana de sus malas políticas» del PP.

Además, Jiménez se ha referido a los previsiones macroeconómicas que se han conocido este viernes y que prevén dos años más de recesión para España y ha asegurado que «el cambio de Gobierno no ha significado una solución, ni la llegada de la confianza» sino que, a su juicio, se ha traducido en «un elemento de incertidumbre» por un Gobierno «errático».

Del mismo modo, el portavoz socialista ha considerado «indispensable» la presentación de los Presupuestos Generales del Estado; aspecto que «no puede retrasarse más» por las «debilidades electorales» de Arenas, que «cada día se ven con más claridad».

Así, ha explicado que «el recorte de un tercio» entre la distancia que tenía el PP-A con el PSOE-A en «escasamente cuatro meses», como refleja el Estudio General de Opinión Pública de Andalucía de otoño de 2011 presentado este jueves en la Universidad de Granada por el Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de Andalucía (Cadpea).

Para el dirigente socialista, «detrás de esta encuesta está la justificación de la no presentación de los Presupuestos Generales del Estado», que supone «una agresión al futuro económico de este país».

Se trata, como ha asegurado Jiménez, de «una irresponsabilidad para cubrirle las vergüenzas y taparle los miedos a Arenas», y que se va a traducir en «más desempleo y destrucción del tejido productivo» en el país.

EFECTO EN LAS PENSIONES

De otro lado, el también secretario general de los socialistas onubenses ha señalado que los pensionistas son uno de los «grandes perjudicados» de las políticas del PP, a lo que ha añadido que es un «engaño» que sea el Ejecutivo de Rajoy el que ha subido «un uno por ciento» las pensiones, ya que esto se ha realizado conforme al «decreto ley que aprobó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero».

En esta línea, ha lamentado «el aplauso cómplice» de Arenas al «impuestazo» de Rajoy, que es «el mayor incremento de presión fiscal, y la subida de impuestos más importante de la historia de la democracia de España».

«A los pensionistas se les ha subido un uno por ciento la pensión por el decreto del Gobierno de Zapatero, pero ahora se le va a bajar un seis por ciento esa pensión porque el incremento del siete por ciento del IRPF, que se va a llevar por delante seis puntos porcentuales de la pensión», ha enfatizado el socialista.

«UNOS 300 EUROS A FINAL DE AÑO»

Como ha afirmado, «unos 300 euros le va a costar la subida de impuestos a los pensionistas andaluces a final de año» la medida del Gobierno de Rajoy, que es «un robo a mano armada», que «respalda Javier Arenas».

En este sentido, Jiménez ha insistido en que «a los mayores se les va a subir el IRPF un siete por ciento y subirá también el impuesto de bienes e inmuebles de manera muy importante e indiscriminada».

Esta postura contrasta, –ha defendido el socialista–, con los planteamientos del PSOE-A y la Junta de Andalucía, que abogan por recuperar el Impuesto de Patrimonio y establecer un tramo que sea «gravoso» para aquellos patrimonios superiores a los 720.000 euros, al objeto de que «el que más tiene sea el que más aporte para la salida de la crisis».

«No se puede financiar el déficit público a costa de los riñones de los pensionistas, de las clases medias y la gente joven», ha agregado el portavoz, que ha dejado claro que frente a lo que defiende Arenas, que supone «una reducción del seis por ciento», lo que realiza Griñán, es «subir un 2,4 por ciento» las pensiones asistenciales y no contributivas, que beneficiará a 1,7 millones de pensionistas en Andalucía.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído