El Catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llul

Niño Becerra: «El Gobierno decidirá los bancos que deben vivir o morir»

El Banco de España tendrá licencia para investigar lo que quiera y cuando quiera de cualquier banco

¿Tan rematadamente mal está la banca española que precisa de este decreto agostil, agresivo y guerrero?

El Catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llull de Barcelona cree que el decreto ley que ha diseñado el Gobierno de España recientemente (decreto ley de restructuración y resolución ordenada de entidades de crédito) va a otorgar a los políticos que dirigen el país decidir qué bancos deben vivir y cuáles deben morir.

Asegura Becerra en La Carta de la Bolsa que todos deberíamos estar prevenidos sobre el Real Decreto que se aprobará en unos días:

El Gobierno se va a convertir, por obra y gracia de este decreto, en decididor de los bancos que deben vivir o morir siempre y cuando no sean sistémicos: el Banco de España tendrá licencia para investigar lo que quiera y cuando quiera de cualquier banco; si el BdE:

  • a) intuye que ese banco investigado, aunque ahora cumpla todos los ratios habidos y por haber, no va a poder cumplirlos en el futuro
  • b) concluye que ese banco va a tener problemas mañana
  • c) si el banco analizado ya ha recibido ayudas y no va poder pagarlas, informará al FROB, entidad que, por ese decreto, pasa a ser dirigida en su totalidad por el Gobierno y por el BdE, y el FROB decidirá que hacer con ese banco, y como hacerlo, pudiendo forzar su liquidación sin pedir permiso a los accionistas. ¡Ah!, y los accionistas y bonistas pueden llegar a perder toda su inversión.

El 4 de enero de 2011, la Comisión Europea presentó unas propuestas para reformar el sistema financiero entre las que se incluían aumentar la capacidad de control de los reguladores estatales sobre la contabilidad de las entidades financieras, vigilar y limitar la inversión de las entidades financieras en sectores cíclicos, etc.

Todas ellas encaminadas a controlar más de cerca las operaciones de las entidades financieras.

Becerra asegura que si sale adelante este Real Decreto:

«Llegará el fin de aquellas prácticas que posibilitaron que el mundo fuera tan bien; lo que implica que el mundo ya no va a ir tan bien como fue porque ya no es posible; por lo que aquellas prácticas bancarias que tan bien fueron ya no son necesarias; por lo que se eliminan».

El Catedrático de la Ramón Llull se hace una pregunta:

«¿Tan rematadamente mal está la banca española que precisa de este decreto agostil, agresivo y guerrero?».

El economista cree que este decreto piensa más en el futuro que en el presente. Es decir, no se fija tanto en cómo están a día de hoy los bancos de España, sino en cómo estarán mañana.

Becerra cree que si esta vigilancia se hubiera producido antes, algunos escándalos como los del Libor no se hubieran producido.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído