Según Bokabulario, inicita a violar la intimidad de las personas

Antonio Gala nos lleva a la cheka

Este domingo se ha dedicado a atizar a la Iglesia y a los católicos

Antonio Gala es una de esas momias que llenan de moho y ranciedad la vida española. Con 73 años de edad sigue escribiendo en los periódicos el mismo artículo desde hace 20 años… y sembrando odio de vieja resentida.

De las solteronas inglesas decía José Ortega y Gasset o Julio Camba -no recuerdo quién- que el amor que no daban a los demás humanos se lo entregaban a sus animales. Lo mismo le ocurre a Antonio Gala. ¡Ya les gustaría a aquellos a los que escoge como enemigos que el famoso escritor de Brazatortas les tratase como trata a su perro muerto!

El pobrecito don Antonio ya está mayor, tanto que debe plagiar las columnas de los demás, ya que se ha quedado sin ideas y sin metáforas. Pero el odio sigue fresco en él. Ha acusado a Aznar de ser el responsable de los atentados de Atocha, a Francisco José Alcaraz hasta de tener «extraño rostro» y a los manifestantes contra la negociación de ZParo con ETA de que chillaban en vez de pensar. La paz tiene un precio, escribió entonces don Antonio. ¿Y si el precio fuese su vida, su nuevo perro o su fortuna?, ¿aceptaría que los demás lo pagásemos?

Los domingos Gala dedica la tronera a atizar a la Iglesia y a los católicos (¿no quiso él ser cartujo?). Al papa Gala, que existe, a diferencia de la Papisa Juana, le ha molestado hasta la beatifición de los mártires de la guerra, asesinados por sus amigos socialistas. Este domingo ha escrito una de esas columnas que en la guerra civil sólo escribía Rafael Alberti bajo el título de A paseo. Como hintelektual de la Izmierda propone que ZParo cometa el delito (y la infamia) de difundir intimidades de ciudadanos españoles:

Y quizá debiera hacer públicas algunas vidas íntimas, paliando así los sagrados secretos de la Iglesia que no chilla ni chilló ante los abortos olvidados para proteger la dignidad de monjas, de curas y de frailes.

La verdad, mi opinión sobre ZParo no es muy buena, pero no yo no pensaría tan mal de él. ¿Cómo puede tener un Gobierno datos de abortos de monjas?, ¿y cómo los puede tener Gala?

Otra frase de don Antonio que provoca un estremecimiento de miedo es ésta:

[El Gobierno] se mueve, aunque debería insistir, en educar a los adolescentes fuera y dentro de su casa.

¡Que el Gobierno eduque a los hijos «fuera y dentro de casa»! Vamos, como Pol Pot. Si pretende Gala acercarse a mis hijos para educarlos le parto la crisma. A estos viejos que no tienen hijos y viven entre candilejas les encanta jugar a ingenieros de almas con la gente ajena.

¡Menudas paradojas tiene la vida! Antonio Gala incita desde su columna en El Mundo a ZParo a que viole la intimidad de las personas. El último Gobierno que hizo eso fue el de otro secretario del PSOE, Felipe González, que difundió un vídeo de la intimidad del director de El Mundo.

Y un último apunte. Ya que Antonio Gala quiere conocer la intimidad de sus enemigos, ¿por qué no empieza por desvelar cuánto le paga El Mundo por sus infectas troneras?

CODA: Poema de Monsieur de Sans-Foy sobre nuestro cursi escritor.

PEDRO FERNÁNDEZ BARBADILLO

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído