ETA ideó la mesa de hoy como 'abrelatas' de la negociación

El PSOE se suma a la ignominia de la conferencia proetarra

Son los socilaistas, con su presencia en este foro, los que están contribuyendo a que el relato del final de ETA lo escriba la propia banda

El PSOE se suma a la ignominia de la conferencia proetarra
Pastor, Eguiguren, Ares y López. EFE

Zapatero y Rubalcaba han dado el visto bueno a una conferencia que aparece como la continuación de aquel malhadado proceso, aunque en otras circunstancias

La «izquierda abertzale», que en realidad es el portavoz de EA en este asunto y tantos otros,  ha transmitido a los mediadores internacionales, entre klos eque esta hasta el inefable Kofi Annan,  el «compromiso» de ETA de anunciar, durante o inmediatamente después de la «Conferencia Internacional», su «disposición» a «desmantelar sus estructuras militares» si -y aquí está la «trampa»- el Gobierno socialista se muestra dispuesto a legalizar Sortu y aplicar beneficios para los presos, como antesala de una negociación política.

Este «compromiso», según advierten los expertos, fue lo que animó a personalidades como Kofi Annan a decidir su presencia hoy en San Sebastián.

Afirma J. Pagola en ABC, que la mayoría de los «mediadores» rechazaron finalmente la posibilidad de que la banda criminal se hubiera hecho presente durante la «Conferencia de Paz» a través de un mensaje, ya que ello hubiera convertido la reunión en el «clásico mitin» de Batasuna arruinando, por tanto, la pretendida neutralidad que se le intenta otorgar.

Varios de los participantes, en cambio, sí apostaron por esa «intervención» de ETA en la foto, pues hubiera reforzado el papel de la «Conferencia» y el de los verificadores internacionales.

LA PREPARACION

Un grupo de etarras propuso la creación de la conferencia por la paz para que funcionara como «abrelatas», como una primera parte del futuro proceso negociador.

Según el documento que hicieron llegar a los dirigentes de la izquierda abertzale, «la agenda y, especialmente, la resolución de la conferencia tiene que estar pactada previamente entre la izquierda abertzale, el PSOE y observadores internacionales».

Y -como revela Angeles Escribá en El Mundo, no sólo la resolución, sino el «orden de acontecimientos básicos» -treguas, legalizaciones y sucesión de comunicados- para asentar el proceso de negociación.

Las conclusiones de la conferencia, en cualquier caso, «se trasladarían a Euskal Herria como una referencia básica para una segunda parte en la que surgiría el Foro por una Solución Democrática».

El texto fue redactado a finales de 2009 por un grupo de etarras en plena discusión entre los posibilistas de Arnaldo Otegi -ponencia Zutik- y los más radicales -ponencia Mugarri-.

Ambos sectores perseguían la misma finalidad, el desarrollo del denominado proceso democrático de ETA, la hoja de ruta de la banda terrorista para conseguir sus objetivos, aunque discrepaban en los medios.

La posición de estos etarras estaría más próxima a la del ex portavoz de Batasuna, que prefería por razones prácticas la presencia disuasoria de ETA, en vez de la comisión de una campaña de atentados.

EL ANIVERSARIO

Como subraya el diario El Mundo en su editorial, hoy, hace exactamenteveinte años, el 17 de octubre de 1991, María Jesús González y su hija Irene Villa, de 13 años, se dirigían al colegio y un coche bomba les cambió la vida para siempre.

La madre -que era funcionaria de la Policía Nacional- sufrió la amputación de una pierna y una mano.

La hija perdió las dos piernas. Las explícitas fotos de las víctimas de aquel salvaje atentado en Madrid conmocionaron y horrorizaron a la sociedad española.

Hoy madre e hija siguen esperando justicia, ya que los autores del atentado no han podido ser identificados ni juzgados. Sin embargo, lo que María Jesús e Irene se van a encontrar este 17 de octubre de 2011 es una llamada Conferencia Internacional de Paz, en la que la banda y su brazo político van a ser arropados por algunos líderes extranjeros -encabezados por el jubilado Kofi Annan-, por los nacionalistas y por el PSOE.

La fecha añade crueldad a la ignominiosa decisión del PSOE de participar en una convocatoria que busca hacer borrón y cuenta nueva sobre la actividad criminal de ETA. Las dos mujeres expresan su indignación «por el regalito» con una frase estremecedora:

«Seguro que no se acuerdan de lo que nos hicieron».

La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, lo expresa de otra forma, aunque con igual claridad: «tras el trampantojo caro y mediático de la conferencia se oculta la estrategia de la eliminación de la responsabilidad de ETA y su entorno».

Los socialistas vascos enviarán a la conferencia una delegación del más alto nivel, con el presidente del partido y el portavoz parlamentario, a pesar de que el ministro Jáuregui aseguró este domingo  que el «único relato posible» sobre el fin de la violencia será el de las «víctimas del terrorismo».

Lo cual contrasta por cierto con la insensibilidad de los socialistas hacia las víctimas, al no haberse dado cuenta de qué día es hoy.

Es el PSOE, con su presencia en este foro, el que está contribuyendo a que el relato del final de ETA lo escriba la propia banda.

Bien es cierto que no es la primera vez que lo hace. En julio de 2006, cuando Zapatero se embarcó en su proceso de paz frustrado, López y Ares se reunieron con los máximos dirigentes de una organización ilegal, Otegi y Rufi Etxeberría, en lo que los socialistas consideraron «la foto de un nuevo tiempo».

Zapatero y Rubalcaba han dado el visto bueno a una conferencia que aparece como la continuación de aquel malhadado proceso, aunque en otras circunstancias.

Porque lo que pretende ETA, según la documentación incautada a una de sus activistas que hoy publicamos, es que la conferencia sirva como «abrelatas» de una nueva negociación política. Es decir, una reedición de las conversaciones de Loyola en las que participaron los socialistas, el PNV y la ilegalizada Batasuna.

Con una particularidad, que el precio político será más caro porque ETA se presenta con el aval de algunas personalidades internacionales que, como bien ha dicho Esteban González Pons «no tienen ni puñetera idea» de que en el País Vasco no ha habido un conflicto ni una guerra, sino una banda criminal que ha asesinado a casi 1.000 personas.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído