Sin sorpresas.

MADRID, 20 (OTR/PRESS)

Los resultados de las elecciones guardan una relación muy próxima con los que las encuestas habían venido vaticinando durante tiempo y tiempo. El factor sorpresa no ha hecho acto de presencia, para solaz de Rajoy y compañeros, para disgusto de Rubalcaba y los suyos. La participación ha bajado respecto de las anteriores generales, lo que naturalmente ha perjudicado todavía más a los socialistas. Muy importante es el gran resultado de Izquierda Unida, que se recupera de su larga travesía del desierto, para bien de la izquierda, y de Amaiur, lo que alejará cualquier tentación de ilegalizarla. Importante también el ascenso de algunos más de los pequeños partidos. Todo ello trae un Congreso más plural y más representativo, para bien de la democracia.

A partir de este momento, todo se acelera: las prisas por nombrar al nuevo Gobierno, por imponer nuevos recortes en todos los sectores y por forzar un amargo consenso entre las fuerzas políticas, sociales y económicas. Cuando se les pase la euforia a los ganadores, claro. Prisas también en el seno del vapuleado PSOE, pues el derrotado Rubalcaba a lo mejor no es considerado como el mejor portaestandarte del partido para la secretaría general e incluso para el ejercicio de la jefatura de la oposición. Veremos qué hace al fin Carme Chacón, que desde luego ha tenido en Cataluña mejores resultados que Rubalcaba en el resto de España. Y para todos, una ingente tarea por delante. Mucho ánimo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído