Opinión / Alfonso de la Vega

El botín de la preferentes

El botín de la preferentes
Manifestación por las preferentes Alfonso de la Vega.

Surgen nuevos frentes de protesta a medida que más sectores sociales se están viendo atrapados en sendas mohatras, ruinas, inepcias, estafas o abusos.  Con una juventud condenada a la emigración por motivos económicos o a la exclusión social salvo por el menguante amparo familiar, surgen movimientos de protesta, no siempre lúcida sobre las causa de lo que ocurre. Nos decía Lao Tsé que «por la sonrisa del necio se conoce la grandeza del Tao». La de nuestra democracia se comprende por la sonrisa de los pícaros  estafadores y políticos mohatreros que hasta ahora pueden disfrutar de sus fechorías con total impunidad. Cierto, y así hay que reconocerlo, que en nuestra singular democracia las Fuerzas de Orden Público velan por el tranquilo discurrir de la manifestación de estafados por nuestras avenidas, calles y plazas. Y desde luego no abren la cabeza a porrazos a los viejecitos o jubilados saqueados por ciertos heroicos próceres democráticos financieros, solos o en compañía de otros. Pero ahí termina la cosa esa de la responsabilidad para nuestras bizarras instituciones democráticas.

En la nutrida manifestación del pasado sábado en La Coruña contra la presunta estafa de las preferentes, la edad de los participantes era variada aunque con notable mayoría de personas jubiladas, o jubilables, bien cumplida la cincuentena. El escándalo de las preferentes afecta especialmente a pequeños y medianos ahorradores a los que la Caixa ha burlado y distraído sus ahorros de toda una vida y arruinado si los Tribunales de Justicia no lo remedian.

La gestión de la Caixa no ha sido buena como ocurre siempre que aspectos técnicos y políticos se amalgaman. Un modelo de contubernio financiero autonómico calamitoso en todos sitios pero aún peor donde el caciquismo logra imponer la ley del silencio.

Es conocida la gran habilidad de ciertos dirigentes de la arruinada Caixa para «santiguar bolsillos» como se decía de los pícaros y sinvergüenzas de los monipodios cervantinos. No hay más que ver cómo se lo han llevado tras dejar hundido el invento. También que muchos ahorradores no entienden demasiado de productos financieros sino que iban a su oficina de toda la vida a colocar sus ahorros obtenidos las más de las veces, gota a gota, con su trabajo en el pequeño comercio, la agricultura u otras medianas actividades económicas. Que han sido víctimas propiciatorias del empleado o director de sucursal que por hacer méritos o por intentar cubrir objetivos impuestos por directivos, cuya calificación dejo al ecuánime lector, han de ofrecer a sus clientes productos financieros más o menos tramposos que no entienden o que prefieren no entender.

Pero lo que explica mejor su continuidad impune en el tiempo es la dimensión política de la mohatra. El patriotismo galleguista financiero que muestra el desesperado intento de la Xunta incluso buscando socios o enredando con MAFO por preservar su brazo financiero, más allá de lo que aconsejaría el buen nombre o el parecer honrado y no sólo serlo. Sin entrar en la necesaria neutralidad de los poderes públicos entre empresas competidoras en el mercado.

Pero también los fastos del tardo-vazquismo coruñés jaleados por cierta prensa afín y subvencionada. En estos tinglados de monipodio, amén de corchetes, golillas y escribanos, modernamente se precisa el concurso activo o pasivo de los medios de comunicación y la complicidad de otras instituciones. La presencia de próceres y próceras como Moreda o la Barcón en la dirección de la Caixa da una dimensión de complicidad socialista en el escándalo. La prensa regional del Régimen financiada en su déficit crónico o en sus nuevas aventuras audiovisuales por los antiguos próceres de la Caixa tapa fechorías o blanquea chanchullos y abusos. La Coruña y Galicia como botín de «caballeros de mohatra». La prensa digital como un medio para desfacer entuertos.

 

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído