Acude al Parlamento entre el excepticismo general de la ciudadanía

¿Qué esperamos de Mariano Rajoy y que hará probablemente el presidente del Gobierno?

Ha habido que llevarle casi a rastras pero conparece confiado en que salvará el mal trago sin demasiadas dificultades gracias a la debilidad de la oposición

¿Qué esperamos de Mariano Rajoy y que hará probablemente el presidente del Gobierno?
Mariano Rajoy. EFE

Mariano Rajoy comparece este 1 de agosto de 2013 en el Parlamento entre el escepticismo general. Entre otras razones y como subraya Antonio Papel en ‘El Economista’, porque ha habido que llevarle a rastras.

Eso y porque finalmente acude no tanto a explicar el ‘caso Bárcenas’ sino a dar noticia de la situación política y económica de España, confiado en que salvará el mal trago sin demasiadas dificultades gracias a la debilidad de la oposición.

Sin embargo, toda la opinión pública está expectante y si la sesión de hoy termina en fiasco, el descrédito de la política puede emprender un declive irreversible y peligroso.

Es difícil anticipar la estrategia que piensa utilizar Rajoy en este delicado compromiso. Las divagaciones sobre el presente y el futuro no resultarían aceptables, y sin embargo la solicitud de comparecencia no hace mención alguna del ‘caso Bárcenas‘ ni de la corrupción en general.

Cabe en todo caso la posibilidad de que, si divaga por asuntos irrelevantes o extemporáneos, la irritación de la oposición se haga francamente audible. Sin que pueda descartarse la salida en bloque de las minorías.
«y tú más»

En cualquier caso, el presidente del Gobierno no podrá eludir el teórico objeto político de la comparencia, la rendición de explicaciones.

Y en esto, tiene Rajoy dos caminos: uno primero, de descripción cabal de lo sucedido, con aclaración de las verdades y mentiras en boca de Bárcenas y sus cómplices, con petición de disculpas por el descontrol en que ha vivido el Partido Popular.

Y uno segundo, de evasivas, a la defensiva, que inevitablemente terminaría en el consabido «y tú más», que la oposición tendría también que corear.

Si se opta por este segunda senda, que ha de llevar implícitos el alboroto, la descalificación y la enemistad parlamentaria, el Congreso de los Diputados terminará de arrasar su prestigio.

Rajoy debe saber lo que la ciudadanía espera que se le aclare, pero, por si hubiera dudas, he aquí los tres grandes capítulos de la curiosidad general:

  • 1.-La presunta financiación ilegal del PP: ¿hubo realmente ?caja B?? ¿Sospecha el PP que el dinero que ha acumulado Bárcenas le ha sido arrebatado al partido?
  • 2.-Los sobresueldos: sabemos que hubo sobresueldos legales, pero ¿tiene razón Bárcenas cuando dice que los hubo también en negro? ¿Puede garantizar el presidente del PP que ningún ministro de Aznar cobró sobresueldos del partido, que estaban terminantemente prohibidos por la ley 12/1995 de incompatibilidades de los Miembros del Gobierno de la Nación y de los Altos Cargos de la Administración del Estado?
  • 3.-Los posibles cohechos: ¿Ha existido en el interior del partido la llamada «Comisión de Infraestructuras», encargada supuestamente de ligar las concesiones de obras y servicios a las donaciones recibidas?

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído