El Ala Oeste de la Casa PP

El cabreo del PP con Isabel San Sebastián, los fans mediáticos y la lista de las Europeas

María Dolores de Cospedal, que hace cinco años no tuvo otra que guardar su daga toledana para mejor ocasión, espera bien pertrechada

El cabreo del PP con Isabel San Sebastián, los fans mediáticos y la lista de las Europeas
Isabel San Sebastián. EP

Rajoy vive desde hace dos años en La Moncloa, justo al lado del despacho de la "vicetodo" Soraya Sáenz de Santamaría, la otra "enemiga" con peso político de Jaime Mayor Oreja

En Génova 13 el enfado con Isabel San Sebastián es de los que hacen historia.

«Culparnos de estar instalados en el ‘proceso de paz’ con ETA es saltarse cualquier línea roja», señala un furioso mandatario popular.

«Sus palabras se han apuntado y no se olvidarán fácilmente», advierte solemne la misma fuente.

«Esto apesta a negociación», llegó a decir la periodista, señalando con su dedo acusador a Mariano Rajoy durante la concentración de las víctimas en la plaza de Colón.

El disgusto de algunos sectores del Partido Popular con la periodista no es nuevo. Llueve sobre mojado.

Hace un año, un día antes de las elecciones autonómicas del País Vasco, su debate en Twitter con el secretario de Justicia y Libertades del partido, Iñaki Oyarzábal, llegó a la descalificación personal.

Tan agrio fue el tono entre ambos que, tras lamentar San Sebastián que no reconocía al actual PP vasco, Oyarzábal (a quien algún sector de la derecha descalifica tildándole de «Eguiguren popular») zanjó la discusión con un trino demoledor:

«¿Cuál PP? ¿Ese del que te aprovechabas para medrar mientras nos amenazaban y asesinaban? Te crees tus propias mentiras».

Ahora tampoco es menor la respuesta genovesa contra Isabel San Sebastián, de momento de puertas para adentro.

En algunos despachos del edificio madrileño de la gaviota azul se acusa a la periodista de ascendencia vasca de «azuzar» a las víctimas del terrorismo para favorecer las aspiraciones políticas y personales de su «conseguidor de sinecuras», Jaime Mayor Oreja.

Quienes así opinan destacan que estamos ante un «revival» de la estrategia utilizada por el ex ministro del Interior y sus «fans mediáticos» cuando vieron las orejas al lobo hace cinco años.

Recordemos que Mayor Oreja, una vez reelegido Mariano Rajoy presidente del PP en el Congreso de Valencia de junio de 2008, quedó a la intemperie política.

El vasco, sin duda, había sido uno de los dirigentes populares que con mayor dureza se habían manifestado contra Rajoy desde su segunda derrota electoral.

Tampoco su perfil político, representante del ala dura del PP –los llamados «halcones«–, le ayudaba frente a la renovación y modernización emprendida por la secretaria general, María Dolores de Cospedal.

El ex presidente del PP vasco, sin embargo, jugó con habilidad su partida de ajedrez con la nueva dirección nacional, que deseaba apartarle del cartel de las elecciones europeas de junio de 2009.

«Movió bien sus peones aquella Navidad de 2008 hasta convencer a Rajoy de que era el político que le garantizaba el voto de la ‘derecha de la derecha’, imprescindible si se quería derrotar al PSOE», se certifica desde la sede popular.

Al final, Cospedal, con resignación, tuvo que tragarse el SMS de su presidente con el que a modo de regalo de Reyes Magos hizo público que Oreja sería el cabeza de cartel del Partido Popular a la Eurocámara.

Aquella fue una originaria derrota interna inolvidable para la todavía novata número dos del PP.

Ahora las cosas son distintas. María Dolores de Cospedal, que hace cinco años no tuvo otra que guardar su daga toledana para mejor ocasión, espera bien pertrechada. La secretaria general es presidenta de Castila-La Mancha además de controlar con fortaleza el «aparato» del PP y la designación de sus candidatos.

Tampoco Rajoy es el mismo que en 2008. Entonces residía lleno de incertidumbres en su casa de Aravaca.

Hoy vive desde hace dos años en La Moncloa, justo al lado del despacho de la «vicetodo» Soraya Sáenz de Santamaría, la otra «enemiga» con peso político de Jaime Mayor Oreja.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído