BENAVIDES Y MALOSPELOS EN LAS CORTES

¿Será capaz el PSOE de ganarse un futuro útil para su organización y para España?

Los próximos días 8, 9 y 10 de noviembre el PSOE va a celebrar en Madrid la Conferencia Política

¿Será capaz el PSOE de ganarse un futuro útil para su organización y para España?
Alfredo Pérez Rubalcaba. PS

Esta Conferencia Política forma parte de la estrategia socialista para procurar la modernización del partido y atender las responsabilidades que pudiera demandarle la sociedad española

Con el título «Ganarse el Futuro» y en los próximos días 8, 9 y 10 de noviembre, el Partido Socialista va a celebrar en Madrid la Conferencia Política correspondiente al año 2013.

Antes de entrar en los pormenores del acontecimiento, conviene advertir que éste no es un Congreso del primer partido de la Oposición española, sino otra cosa. En la Ponencia que facilita la organización socialista se define como el intento de «…producir una amplia reflexión política en un momento especialmente complejo en la vida del partido y del país…, alejada de las tensiones orgánicas que acompañan los Congresos Federales».

Esta Conferencia Política, organizada por Ramón Jáuregui en cumplimento del encargo de Rubalcaba, forma parte de la estrategia socialista para, decía Jáuregui, procurar la modernización del partido y atender las responsabilidades que pudiera demandarle la sociedad española. Y es la segunda de las tres grandes conferencias que el mismo Jáuregui anunciaba a Periodista Digital, en el mes de junio del año 2012, junto a las tareas de las que debían ocuparse cada una de ellas:

– Conferencia Partido y Sociedad, facultada para estudiar las relaciones entre el Partido y la Sociedad.

– Conferencia Política, a la que se encomendaba el diseño de una Agenda Reformista inmediata.

– Y Conferencia Económica. A la que se le confiaba el estudio de las realidades económicas, en relación con la fecha del año 2014.

Nos encontrábamos entonces con un PSOE desilusionado, en medio de un panorama socialista desolador tras los resultados electorales y con algunos de sus militantes amedrentados tras el «naufragio de Zapatero». Eran los momentos en los que se decidió por lo que, tras el resultado del Congreso Socialista de Sevilla, alguien llamó: «El parche continuista de Rubalcaba».

Pasados unos meses, cuando aún no se sabe si Rubalcaba ha dejado la condición de «parche» para convertirse en «tapón hacia el futuro» o qué, merece la pena comparar los motivos que existieron en su día para convocar la Conferencia Política y los que se manifiestan ahora, a la hora de celebrarla.

A simple vista, esos motivos han cambiado y es más que notable la divergencia entre ellos: Jáuregui se refería al «diseño de una Agenda Reformista», mientras que en la Ponencia de la Conferencia Política únicamente se pretende «producir una amplia reflexión».

Con las motivaciones para convocar la Conferencia Política trastocadas, parece oportuno, por una parte, ocuparse de los cambios; y, por otra, tratar de descubrir, sino las intenciones, que porque están ocultas incitan a la especulación, sí los motivos que existen para esos cambios.

Lo primero que llama la atención es la compartimentación y extensión que había en un principio y lo que ha resultado tras la redacción de la Ponencia. Al principio, Jáuregui había previsto DIEZ PUNTOS, que llevaba escritos en unos pocos folios, que ya publicó Periodista Digital el 21 de junio de 2012:

1.- Parlamento y Sociedad.
2.- Modelo Territorial del Estado.
3.- Europa.
4.- Justicia y Estado de Derecho.
5.- Inmigración y sus políticas.
6.- Laicidad y Religiosidad.
7.- Reformas Socioculturales.
8.- Apertura de Debate sobre el Derecho a la Información.
9.- Política para la igualdad de las Personas.
10.- Apertura de Debate sobre posibles Reformas Constitucionales.

Con el paso del tiempo, los redactores de la Ponencia han dividido el contenido de ésta en QUINCE APARTADOS, que ocupan una extensión cincuenta veces superior a la inicial (386 páginas), y que en algunos puntos varían lo inicialmente previsto:

1.- Democratizando la Globalización.
2.- Otra Europa es Posible.
3.- Más y mejor democracia. Un impulso Regenerador.
4.- PSOE. Reformas necesarias para ser un partido abierto a la sociedad.
5.- Un pacto contra la crisis.
6.- Nuevo Contrato social para hacer sostenible el modelo de bienestar.
7.- Una Agenda para la Igualdad.
8.- Igualdad en la Diversidad.
9.- Inmigración, compromiso Cívico y Calidad de Vida.
10.- La Justicia y el Estado de Derecho.
11.- Laicidad del Estado y Relaciones con las Confesiones.
12.- Una Visión Progresista de la Sociedad de la Comunicación.
13.- Internet. Los nuevos Derechos Digitales y la Economía Digital
14.- Una Política Cultural Progresista.
15.- Derechos y Libertades en una nueva Sociedad. Reformas Constitucionales sobre la declaración de Derechos y Reformas Legales.

De la simple comparación entre las dos listas, se detectan algunas singularidades que parecen importantes:

UNA.- Se mantienen algunas de las preocupaciones generales, que en principio citaba Jáuregui, en cuanto a: Europa, Justicia, Derecho a la Información, Reformas Socioculturales, Laicidad del Estado, y hasta en lo que pomposamente se llamaba Reformas Constitucionales que, a la hora de concretarse, se limita a una tímida propuesta de apertura de consultas en busca de un consenso para contemplar en la Carta Magna algunos derechos.

DOS.- Se evitan dos de los temas importantes: Parlamento y Sociedad, que debía establecer las concordancias entre las Cámaras Legislativas y la colectividad. Y el Modelo Territorial del Estado, con gravísimos problemas debidos a la deriva independentista catalana; y, lo que no es baladí, a las controversias entre los socialistas de las distintas regiones españolas.

TRES.- Se incluyen algunos temas, no previstos al principio: Democratizando la Globalización. Impulso Regenerador de la Democracia. Nuevo Contra-to Social para hacer sostenible el modelo de Bienestar.
Detectadas esas singularidades y rechazado, por especulativo, el intento de descubrir las intenciones que han existido para producir los cambios, merece la pena advertir algunos de los motivos que los han propiciado. Sin ánimo de agotar el tema, parecen evidentes los siguientes:

ORGANIZACIÓN TERRITORIAL DEL ESTADO.- El PSOE actual manifiesta un estado de indefinición que apetece de una concreción urgente. En esta situación, cuando hasta la E, de Español y de la sigla, se cuestiona, parece que el motivo para no acometer la Organización Territorial del Estado se encuentre en la vaguedad de un federalismo que permite, al menos, ganar tiempo.

PARLAMENTO Y SOCIEDAD.- Parece incuestionable que el divorcio entre las cámaras y la colectividad es importante. Pero también es evidente que en el estado actual, con ingentes cantidades de políticos (socialistas y de otros grupos) implicados en casos de desafección y corrupción, el intento de recomponer el maridaje del Parlamento con la Sociedad se antoja como una empresa muy difícil. Y más si los que han de promoverla son los mismos que en el año 2011 aprobaron unos presupuestos Generales del Estado como los que propu-so y, en perjuicio de España, aprobó el PSOE. Por ello, el motivo para evitar el estudio de la conjunción Parlamento-Sociedad parece obvio.

REFORMAS, REFORMAS, Y MÁS REFORMAS.- Sin Definir la Organización Territorial del Estado, con ingentes dudas acerca de los modelos sociales y/o económicos a promover, inmersos en una oposición bronca, y dirigidos por un equipo a medio camino entre «el parche continuista» y el «tapón con dudas de continuidad, o no», el motivo de promover todas las reformas que se anuncian resulta incontestable: Si hay que renunciar a los estudios y propuestas capitales, es inexorable tratar de promover cualquier tipo de evolución que sea posible, aunque éstas no sean imprescindibles y/o resulten veniales.

Sin embargo, y porque en la convocatoria de la Conferencia Política se cita el lema de «Ganarse el Futuro», cabe una esperanza, y una pregunta:

¿Será Capaz el PSOE de ganarse un futuro útil para su organización y para España?
Por el bien de todos, deseemos que lo consiga.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído