La ventana discreta

Sensibilidad de los jueces

Sensibilidad de los jueces
El juez Santiago Pedraz. AN

El juez Pedraz, de la Audiencia Nacional, sa, sa, sa, que, al parecer, es gay, como si fuera del Rayo Vallecano, ha desestimado la querella contra ese mastodonte concejal madrileño con barba y cara dura que se mofa del holocausto de los judíos y de las víctimas del terrorismo incluida Irene Villa, esa chica que, pese a tener fracturadas sus piernas, sustituidas por prótesis, no llega a paralímpica, tiene el síndrome de Estocolmo. ¿Y las demás víctimas del terrorismo…?

El tal Pedraz, el de la melenita al viento, sa, sa, amigo de Garzón, el cazador, tiro al blanco, menos al negro que es de Mandela, ha demostrado tener menos sensibilidad que un mosquito. Será, quizás, porque el magistrado no tiene hijos ni los tendrá, loa al Derecho Natural, salvo que, como se espera, gays y lesbianas adoptarán -tarde o temprano- criaturas púberes. Este comportamiento de determinados jueces, incluido los de para la democracia pero no para la sensatez, están construyendo con sus sentencias en una sociedad amorfa, insegura, irrespirable ante la supuesta ley que arbitrariamente se aplica.

Y luego, a renglón seguido, en plena semana del orgullo gay, una jueza archiva la denuncia del PP en Rivas Vaciamadrid porque Tania Sánchez, la novia del Coleta, concejala por Izquierda Unida contribuyó a que su hermano, también concejal y el padre de ambos, alcalde -todo queda en casa- se llevara una pasta gansa que, entre pitos y flautas, se elevó a unos 3 millones de euros, vamos lo que usted y yo nos llevamos todos los meses. ¿Y eso no se llama prevaricación…? Hombre, aun siendo lego en la materia, pero con algún conocimiento del Derecho y sentido común, archivar la causa me parece, además de un desatino, una aberración. Claro que la tal Tania Sánchez -la izquierda es la panacea de la democrática, los derechos humanos, la austeridad pero también de los cruceros de lujo y los Eres en tropel- ya influye al supuesto poder judicial .

– ¿Y qué hará la Fiscalía?

Buena pregunta. Nadie del Estado en defensa de la sociedad se atreverá a mover un músculo porque siempre será calificado de fascista o totalitario. La izquierda radical no sólo se ha hecho con las instituciones sino que empezó por cambiar el sentido del lenguaje. El arma más poderosa que exhiben catalanes y vascos. O sea, démonos fraternalmente la paz y unos cojones, según los intereses. Y esto sucede en los primeros días de determinados municipios en el poder, donde, por ejemplo, Ada Colau paraliza las inversiones hoteleras en construcción durante un año. Quiebra de millones de inversiones de Euros, y Cataluña es referente del turismo en España, seguida de Madrid, Andalucía, etc.

– Luego usted es escéptico…

Después vendrá la denuncia a la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, la destetada que se ciscó en la capilla de Políticas de la Complutense pero no en la Mezquita de la M-30, donde sería pasada a cuchillo. Jueces y magistrados, maricón el último, están dando una sinfonía endeble y acomplejada ante las hordas populistas.

Antiguamente, las vallas matritenses estaban rotuladas con «prohibido hacer aguas mayores y menores, bajo multa de…» Hoy, haga lo que le salga de los cojones, nísperos en fino, y sus señorías serán condecoradas por la fiesta de San Isidro, si es que existe el santo labrador.

– Y ya que habla de justicia, ¿qué le parece lo de la hija de Chaves en Andalucía? ¿Y Aznalcollar…?
Que los jueces, sean cual fueren, viven en paz.
Ya lo dijo un tal Francisco de Quevedo y Villegas: donde hay poca justicia es grave tener razón.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído