La ventana discreta

Callejeros Viajeros

Callejeros Viajeros
Rita Maestre y Manuela Carmena. EP

Atufan. Expelen sudores, olores y sabores aun yendo en coche oficial. Son los que aconsejaban el transporte público, la bicicleta y el triciclo. Eran como Cafrune, el chorizo de las pampas argentinas que iba en Cadillac pero en cuanto llegaba a los pueblos se bajaba del automóvil y se subía a las caballerías para que sepáis lo humilde que soy. Vamos, Jesús el día del domingo de Ramos. Esta cuadrilla de cutres ha venido a las corporaciones locales y autonómicas con el odio bajo el brazo, la libertad de expresión y la puta leche. Así, Carmena, la alcaldesa de la tercera edad por la tercera vía, que se lleva al consistorio al sobrino de su tío, de su marido, todo queda en casa, exhibe un tufo censor que apesta. Y luego dice que esa no era su intención, bla, bla, bla. Y estos son los que nos traían un aire fresco, pero no paran de ventosear, mearse por las calles de la Barcelona sona.

Quieren los de Podemos y demás franquicias, ¡qué peste!, revisar la historia, sepultar a Franco sacándole del Valle de los Caídos para meterle en una fosa común. Ah, y derribar la cruz escurialense que diseñara aquel fastuoso escultor republicano llamado Juan de Ávalos. Y, aunque ahora lo nieguen, la corporación matritense tiene una gruesa lista sobre los vestigios del franquismo pero ninguna sobre los asesinatos de los «rojos» como les gustaba llamar. Caerá el Arco del triunfo, también llamado de la victoria, al igual que existe en otras ciudades que se liberaron del nazismo y del comunismo; también, calle de Calvo-Sotelo, primer mártir de la cruzada, Muñoz Seca, gran activista por los cojones, el autor que se reía hasta de su sombra. Donde vivo, en la Sierra Norte de Madrid, un comunista ha descabalgado el rótulo de Muñoz Grandes y lo ha sustituido por Paseo de los Ganaderos y por allí, una urbanización finolis, no pasa ni la caca de la vaca.

Setenta y seis años después de la contienda, el resentimiento trata de reproducir el Frente Popular; hoy Podemos, no podemos, queremos, follemos, y démonos fraternalmente por culo, viva el orgullo gay y lesbianas. ¿Y los seres que se rigen por el derecho natural? A los leones. Lo suyo es ponerse en bolas ante una Virgen, retirar el crucifijo y prohibir la misa en Montjuich o dónde sea, osados estos católicos. Borrarán del callejero a Bernabéu, que siempre fue monárquico, Manolete, que sólo fue torero, al toro que mató a Manolete, «Isleño», a Dalí, que tenía una guía del bigote que viraba más a la derecha que a la izquierda, a Ortega y Gasset, antes Lista, Gegorio Marañón, la Cruz de los Caídos, etc., etc.

En cambio, será venerado, después de muerto y sepultado, Santiago Carrillo, el carnicerito de Paracuellos, tres mil fusilamientos en un momento, niños y ancianos incluidos, la Avenida de Pablo Iglesias, la Pasionaria, Julián Besteiro, que está bronceado en bronce, asimismo, Indalecio Prieto o Largo Caballero, el Lenin español, la calle Cruzada, fuera todas las cruces incluida la Cruz Verde, prohibido tirar cañas pero sí pedos, Doctor Marañón, Doña Francisquita, no sea que fuera pariente de Francisco Franco…

Esta broma, arrivista, revanchista, le puede suponer al Estado, CC. AA. y ayuntamientos la friolera de cientos millones de euros. Pero ellos seguirán gestionando «en nombre» del pueblo.

Con dos y un palito.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído