Los de Podemos tienen marcado un itinerario al más estilo soviético

A los independentistas la reforma de la Constitución les trae al pairo

A los independentistas la reforma de la Constitución les trae al pairo
Carteles contra la Constitución de los manifestantes del 25-S. EP

Es engañoso decir que los independentistas catalanes, al menos, por ahora,se sentirán cómodos si se transforma la Constitución. El independentismo no quiere negociación alguna en el marco constitucional de España.

Desean irse, cuanto antes mejor, y formar su propia y única nación, aun cuando Zapatero dijera hace ya unos años que hasta la nación es discutible.Fulminó con su siempre idiotizada verborrea el Principio de la Nacionalidad que enunciara el preclaro Mancini.

Cualquier proyecto de reforma de la Constitución nacerá enfermo, más bien muerto, para el nacionalismo catalan. Insistimos, solo quieren irse sea cual sea el maquillaje del que se envuelvan. Solo claman por encerrarse en sus fornteras, aunque sea artificiales (Mariano Rajoy: «Los independentistas no quedarán contentos con la reforma de la Constitución»).

El ambiguo derecho a decidir que los de Podemos vociferan sin saber ellos mismos cómo materializarlo, supone para los nacionalistas la declaracion unilateral de independencia.

Nuestro país necesita años de tranquilidad. Las grandes formaciones políticas, PP-PSOE,han de ser conscientes de que eso es lo que reclaman los españoles, pero sabemos que por intereses partidistas mirarán hacia otro lado, sobre todo el PSOE, cuando se les hable de la posibilidad de formar un gobierno de coalición desde el que se consensue mayoritariamente la reforma de nuestra Carta Magna sin que España pierda su identidad. ¿Es una quimera?. Desgraciadamente sí.

Como en las elecciones autonómicas y municipales, las generales pueden ser la crónica de una muerte politicamente anunciada. Sánchez se aliará con los de Podemos, sí que sí, y el PP puede quedarse compuesto pero sin novia a pesar de que obtendrá el mayor número de votos, aunque sería más que un error que el PP dejara de gobernar y pasaramos al desgobierno de los nuevos socialistas aupados por los populistas , muy lejos de aquellos otros que Felipe González dirigió con plena autonomía.

Con el PSOE en el poder, los de Podemos maniobrarán para ir devorando las escasas esencias centenarias que les quedan a los socialistas de nuevo cuño, mientras nuestra economia y la curación de las heridas de los afectados por la crisis marchitarán, en un segundo plano de prioridades, en la endemoniada jungla de políticos arribistas y demagogicos sin escrúpulos.

Ante este panorama que bien se nos puede dar – no olvidemos que los españoles no tenemos la práctica inteligencia politica de los britanicos que apoyaron al gobierno que más tranquilidad, social y económica, les podía traer -, ¿qué pasa con los nacionalistas? ¿serán los catalanes dueños exclusivos de sus dominios o de sus demonios?.
Anecdóticamente, a colación del cansino mundo de la idependencia, entra en escena un trio de cómicos comediantes que nos recuerda al trio revolucionaruio de Castro, Morales y Maduro por eso de conformar una piña ya podrida. Nos referimos a Karmele Marchante, Puigcorbé y Sor Lucía que como voceros de Mas o Junqueras estarán gratizándose su particular secesionismo crematístico en el cinematográfico ‘Día de la Independencia’.

Asi las cosas, llegados a este punto, para los nacionalistas nuestra Constitucion es como el busto de Don Juan Carlos que lo retiran para guardarlo sine die en la caja acartonada del olvido. Eso sí, al menos el padre del Rey podría exclamar: «tanto gusto…pero el busto es mio».

Será entonces cuando llegue la hora de la verdad para todos, pues el hartazgo del nacionalismo va a hacer mella también en ese conjunto maquiavélico de los de Podemos con los del PSOE.

No nos confundamos, los de Podemos tienen marcado un itinerario al más estilo soviético lo que implica que no entra dentro de sus planes la independencia de Cataluña sino la transformación de España en una república de tintes autoritarios y sin fisuras ni desmembración territorial.

Desde el PSOE ,imaginamos que por ahora, no querrán suprimir la E de español y que Sánchez y su equipo tienen claro que solo los nacionalistas negociarán quedarse provisionalmente en España si se les concede su privilegiada y exclusiva fiscalidad amén de gestionar y recaudar sus impuestos como paso previo a decidir posteriormente su futura e innegociable independencia.

Por eso, la reforma de la Constitución solo les valdrá si se les garantiza su derecho a decidir , que ya sabemos en qué consiste: declaración unilateral de independencia.

Por cierto a Mas, que está obsoleto y muy oxidado, el prestigioso periódico económico alemán, Handelsblatt, le ha considerado como un golpista que burla la ley y suplanta la voluntad de todos sus vecinos. Buen acierto periodístico.

OFERTAS PLATA

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 21 Y EL 40% !!!

Te ofrecemos un amplio catálogo de ofertas, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído