Las familias de los muertos en el Cougar esperan al exministro de Defensa socialista

El marrullero y bocazas José Bono debe pedir perdón

La investigación judicial se archivó y las familias no han encontrado ni explicaciones ni respaldo a su demanda de verdad y justicia

El marrullero y bocazas José Bono debe pedir perdón
José Bono (PSOE). PD

La irrupción imprudente y osada de Bono en el debate sobre el dictamen del Consejo de Estado acerca de las responsabilidades administrativas por el accidente del Yak-42 ha irritado a las víctimas del Cougar

LAS familias de los 17 militares españoles que perdieron su vida en Afganistán, el 16 de agosto de 2005, tras estrellarse su helicóptero, esperan del exministro de Defensa José Bono una petición de perdón por más de once años sin saber la verdad de aquella tragedia.

El helicóptero Cougar en el que viajaban los militares muertos se estrelló y las causas del siniestro no han llegado a ser conocidas.

El informe pericial aportado a la investigación de la Justicia militar no descartó ninguna hipótesis, lo que obligaba aún más al departamento que dirigía Bono a agotar todos los recursos técnicos y materiales para saber qué pasó.

Pero la investigación judicial se archivó y las familias no han encontrado ni explicaciones ni respaldo a su demanda de verdad y justicia.

La irrupción imprudente y osada de Bono en el debate sobre el dictamen del Consejo de Estado acerca de las responsabilidades administrativas por el accidente del Yak-42 ha irritado a las víctimas del Cougar, que no recibieron de Bono el trato que ahora este exige del Gobierno del PP por el siniestro de Turquía.

La memoria de 17 militares quedó pendiente de que el Ejecutivo de Zapatero explicara qué pasó, porque no hay muertos de primera por morir en Afganistán y de segunda por hacerlo en Irak, ni los gobiernos del PP están más obligados que los del PSOE a dar aclaraciones, ni los ministros socialistas están exentos de la responsabilidad que pesa sobre los demás.

Con suerte, quizá Bono también conserve en su poder documentos sobre el Cougar, como dice que tiene del Yak-42.

Ya está tardando la Fiscalía en reclamarle no solo esos documentos, sino cumplidas explicaciones de por qué obran en su poder, cómo los obtuvo y por qué no los puso a disposición de la Justicia, si tan importantes resultan otros para el Yak-42.

En Defensa buscan saber que archivos se llevó

Las palabras del ex ministro han tenido una rápida respuesta por parte de la actual titular de Defensa, María Dolores de Cospedal.

En los micrófonos de Herrera en Cope, la ministra afirmó:

«Si yo tengo esos contratos, como ministro de Defensa voy directamente a los tribunales, no a las víctimas ni a nada… Si los tiene que los aporte».

Las revelaciones de José Bono han provocado inquietud en Castellana 109, sede central del ministerio, ante el material reservado y delicado que pudo llevarse Bono tras cesar en el cargo.

Existe la convicción de que extrajo documentos reservados vinculados con el Yak-42, la Casa Real, informaciones reservadas de las Fuerzas Armadas y sus miembros…

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído