ANÁLISIS

Los asesinos de ETA quieren que 300 crímenes les salgan gratis

Los asesinos de ETA quieren que 300 crímenes les salgan gratis
Víctimas de ETA. EP

LA banda terrorista ETA no puede pretender que un simple escrito pidiendo un perdón selectivo y cínico sea un salvoconducto para nada.

Quedan en la Audiencia Nacional más de 300 crímenes execrables sin resolver y muchos de sus pistoleros siguen aún huidos. Mientras no se produzca una colaboración real con la Justicia, junto a una petición sincera de perdón a todos los españoles, y en especial a los familiares de sus víctimas mortales, todo lo que haga ETA seguirá siendo una pantomima propagandística.

La banda terrorista no ha entregado todas sus armas, no colabora con los jueces en el esclarecimiento de los atentados sin resolver, no ha entregado a uno solo de sus huidos, y no ha resarcido a sus víctimas con las indemnizaciones que establece nuestro sistema judicial.

Pensar que basta una nota pública mientras muchos de sus asesinos siguen ocultos bajo las capuchas es una ofensa a todos los españoles y a nuestra democracia. Nunca podrá haber generosidad con ETA mientras todo lo que haga siga siendo una burla al Estado de derecho.

Si la banda terrorista pretende que con un mero perdón artificial e hipócrita la Audiencia Nacional archive todas las causas pendientes, no puede cometer mayor error. Los pistoleros podrán invocar un perdón que, en realidad, no merecen. Pero esa petición de perdón nunca podrá ser creíble si no se ponen a disposición de la Justicia y cumplen íntegramente las penas que merecen.

Nuestra ley ha permitido que haya etarras con condenas de un año de cárcel (o incluso menos) por cada víctima mortal causada. Eso ya es lacerante. ETA no puede esperar ahora que además le salgan gratis hasta 300 crímenes sin todavía autor conocido. En ningún caso la democracia puede permitírselo ni mucho menos los partidos que la representan.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído